Valdeorras

Las lluvias disminuyeron el rendimiento de los olivares en Valdeorras

Valdeorras

Ecoagro

Las lluvias disminuyeron el rendimiento de los olivares en Valdeorras

Plantación de ollivos en O Barco de Valdeorras. (J.C.)
photo_cameraPlantación de ollivos en O Barco de Valdeorras. (J.C.)
La última cosecha alcanzó ciento cuarenta y cinco mil kilos de una aceituna "chea de auga"

Las condiciones meteorológicas registradas a finales de 2019 fueron decisivas al reducir el rendimiento de la aceituna producida en Galicia. "Choveu moito na recollida e as aceitunas se encheron de auga, dando unha ratio moi baixa", explicó el productor valdeorrés José Antonio Marcos, tesorero de la Asociación de Produtores de Aceite e Aceituna de Galicia (APAAG). Según lasestimaciones que maneja el colectivo, en la última campaña se recogieron 145.000 kilos de aceituna, que permitieron elaborar 12.000 litros de aceite. "A ratio é moi mala", dijo.

Las condiciones meteorológicas variaron considerablemente en las últimas semanas, pasando de los temporales de finales de 2019 a las elevadas temperaturas con las que arrancó este año. El ambiente cálido favoreció la brotación, lo cual hace prever una buena cosecha. "Non houbo un inverno agresivo e as plantas non sufriron", explicó el tesorero del colectivo, para añadir inmediatamente que el ciclo anual del olivo aún no superó su etapa más complicada: "O peor é a floración, é o momento máis crítico", dijo. Esta fase llegará el próximo mes de abril. Al igual que sucede con el viñedo, el olivar también se resiente con las heladas, que suelen ser muy fuertes en la comarca valdeorresa.

A la espera de comprobar cómo se desarrolla la campaña, una realidad de la que son conscientes los socios de APAAG se resume en el bum que atraviesa el aceite gallego. Cada vez son más los agricultores que se deciden a plantar olivos. En Valdeorras ya son media docena los que apuestan por esta actividad. Todos ellos forman parte del grupo de aproximadamente 80 ourensanos que completan la una llista de 160 socios del colectivo.

José Antonio Marcos, tesorero del colectivo subrayó el buen momento que atraviesa el colectivo, un momento dulce que también tiene su lado oscuro: el fraude.

Las características del aceite gallego: su alto precio, consecuencia de una alta calidad y del bajo rendimiento de los olivos que crecen en Galicia favorecen la aparición de vendedores oportunistas sin escrúpulos. Uno de ellos fue visto en la última edición de la feria de Chantada (Lugo). Aquí, socios de APAAG detectaron la presencia de un feriante vendiendo producto foráneo como si fuese gallego. "Que non engañen!", comentó el directivo.

Combatir este fraude es el principal objetivo del sello autorizado por la Consellería do Medio Rural, pues garantizará la trazabilidad del aceite, desde el mismo momento que se recoge la aceituna, siempre relacionándola con Galicia. No podrá exhibirlo el producto elaborado en las almazaras portuguesas, a las que acuden algunos productores por su bajo coste. "Co selo damos a fiabilidade de que o aceite é galego ao 100 %", dijo José Antonio Marcos.

Con su sello, la Asociación de Produtores respalda la calidad del aceite, en tanto no consigue que la Administración le otorgue la indicación xeográfica protexida o una denominación de origen, que persigue desde hace años.

Garantizar la variedad con un certificado

El aceite gallego tiene su principal mercado en esta comunidad autónoma, pero también puede encontrarse en establecimientos de Madrid o de Castilla y León, según explicó el tesorero de APAAG, José Antonio Marcos.

El sello de calidad garantizará a los consumidores que el producto fue producido en Galicia, pero la Asociación también pretende que los agricultores disfruten de una total seguridad desde el primer momento y para conseguirlo los invita a trabajar con plantas certificadas.

El productor debe solicitar la certificación en el momento de adquirir las plantas. "Debe pedir na tenda que lle certifique que variedade é a que leva", explicó el productor valdeorrés. Añadió que este certificado permitirá acreditar que es alberquina, picual, brava gallega, mansa gallega, o de cualquier otro tipo.

En el colectivo dan por seguro que todas las medidas propuestas "poden ser beneficiosas para o sector".

Más en Valdeorras