La Región

MEJORAS

Rubiá rehabilita las casas de maestros para fijar población

Comienza la reconstrucción de las seis viviendas que hace años ocuparon los profesores

Trabajos de rehabilitación de las viviendas de los maestros, en Rubiá.
Trabajos de rehabilitación de las viviendas de los maestros, en Rubiá.
Rubiá rehabilita las casas de maestros para fijar población

La corporación de Rubiá saliente de las elecciones municipales 2019 debería decidir la fórmula más adecuada para asignar las seis viviendas que el Concello pondrá a disposición de las familias que necesiten un lugar para vivir. Los trabajos de rehabilitación, que financia la Deputación de Ourense, comenzaron en los últimos días y su plazo de ejecución es de siete meses.

El comienzo de los trabajos es el colofón de una inquietud existente en el Concello desde hace años, siendo varias las ocasiones en que la recuperación de los pisos fue llevada al pleno de la Corporación municipal.

El proyecto Rehabilitación do edificio das vivendas dos mestres está siendo ejecutado por la empresa Construcciones Alea S. L. y fue acometido con un objetivo principal: frenar un proceso de despoblación que, al igual que otros concellos del rural, padece Rubiá, según confirmaron ayer fuentes municipales.

Los datos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística indican que, en el año 1996, el Concello de Rubiá contabilizaba 1.937 habitantes. En la actualidad, este dato se redujo a 1.448, o lo que es lo mismo, perdió una cuarta parte de su población. Llama la atención el  ligero aumento registrado el año 2017, cuando fueron 1.462 los habitantes registrados por el INE. Todo fue un espejismo, un año después, el municipio regresaba a los 1.448 que tenía en 2016.

Un detalle que está pendiente de concretar y que deberá decidir la nueva Corporación municipal es la fórmula que regirá la adjudicación de las viviendas, bien en régimen de alquiler o bien mediante su venta. En todo caso, antes deberán finalizar los trabajos de rehabilitación de los pisos. Estos se encontraban en un avanzado estado de deterioro, como consecuencia del abandono.


Un proyecto compartido en la comarca


El Concello de Rubiá no es el primer concello valdeorrés en recurrir a las antiguas viviendas que ocuparon los maestros rurales para ofrecer pisos baratos a las familias necesitadas y así combatir la despoblación. Este proyecto también lo maneja desde hace años el equipo de gobierno de Larouco. Aquí son cuatro los pisos que están siendo restaurados para ofrecer en alquiler con rentas de carácter social. El proyecto ya tiene presupuesto: 47.500 euros, y financiación, pues los Fondos Leader aportarán el 78 % de la citada cuantía. También Vilamartín encontró en estas viviendas una vía para dar alojamiento a familias de recursos limitados que deseen instalarse en el Concello. En A Rúa también buscan recuperar las dos viviendas que alojaron a los maestros, aunque aquí serán usadas como albergue.