La Región

APICULTURA

A Veiga: de 100 a 1.600 colmenas en sólo tres años

La marca Montañas de Trevinca acaba de lograr la Indicación Xeográfica Protegida Mel de Galicia
Envases de miel de la marca "Montañas de Trevinca" con la contraetiqueta de la IXP Mel de Galicia.
Envases de miel de la marca "Montañas de Trevinca" con la contraetiqueta de la IXP Mel de Galicia.
A Veiga: de 100 a 1.600 colmenas en sólo tres años

Los apicultores de A Veiga envasarán este año su producto con la tira de la indicación xeográfica protexida IXP Mel de Galicia. El anuncio lo hizo ayer el alcalde, Juan Anta Rodríguez, quien destacó la fuerte apuesta del Concello por este sector. "Estar no rexistro da IXP é dar oficialidade ao proxecto, é un márchamo de calidade", dijo.

"É unha boa iniciativa. Farán un control, unha trazabilidade da mel e o prezo de saída xa non será o mesmo", comentó Manuel Coutado Rodríguez. Este veigués llegó a la apicultura con el programa que impulsó el Concello. Tres años después, considera que esta actividad puede convertirse en su modo de vida para no tener que dejar A Veiga. "Estamos traballando para poder vivir da apicultura no Concello. Agora, a maioría, se non pode vivir totalmente da mel, si nun 80 % ou un 70 %".

Manuel coutado: "estamos traballando para poder vivir da apicultura no concello"

Cuando este apicultor llegó a la apicultura, en A Veiga apenas tres o cuatro familias elaboraban miel. Hoy en día, son casi una veintena los productores que la comercializan con la etiqueta Montañas de Trevinca. Este fuerte aumento también se apreció en el número de colmenas, pues si antes de iniciarse el proyecto no alcanzaba la centena, actualmente son aproximadamente 1.600 las explotadas en los colmenares del Concello. "A idea é que toda a xente se consolide", explicó el alcalde, Juan Anta.

Los vientos soplan a favor de un proyecto que en solo tres años ya permite que una veintena de familias de un municipio rural como A Veiga tenga fundadas esperanzas de poder vivir de la apicultura y alejar el fantasma de la emigración. La producción de este año ya está agotada y los envasadores manejan encargos de tiendas de O Barco, A Rúa, Ourense o Cantabria, entre otros lugares.

La demanda, que ya es alta, sin duda se multiplicará con la inclusión de todos los apicultores de Montañas de Trevinca en la IXP Mel de Galicia. El alcalde, Juan Anta, comentó que su contraetiqueta "garantiza que cumprimos os parámetros e os requisitos. Se xa coa nosa marca éramos esixentes, a IXP permitirá darlle máis visibilidade".

El precio, en torno a ocho euros por kilo de miel, también reflejará estas mayores garantías. Es más, será mayor con la producción de la miel monofloral de castaño, muy demandada en Francia.



Más producción, a pesar del mal año

Las perspectivas no pueden ser mejores para los nuevos apicultores de A Veiga. El año pasado, la producción alcanzó los 11.000 kilos. Casi la mitad, 4.500 kilos, fueron envasados en el Centro Apícola de Prada, abierto hace dos veranos por el Concello en la aldea que le da nombre. Este año no fue bueno y de las colmenas no saldrá tanta miel como en 2018. Pese a ello, la cantidad total será superior, pues la práctica totalidad de los productores duplicaron el número de colmenas.

Este incremento de la actividad apícola llevó al Concello a plantear una ampliación de las instalaciones del Centro Apícola de Prada, actuación que el alcalde pretende acometer este mismo invierno. En su interior, los productores ya encuentran la maquinaria necesaria para envasar y etiquetar su miel.

La ampliación del citado servicio fue bien recibida por los apicultores. Así lo apuntó Manuel Coutado: "Cada vez producimos máis e o espazo debe ser maior, debe haber máis maduradores", comentó. Este productor resaltó que las labores que puede realizar en Prada "son as máis caras de todo o proceso". Además, destacó otras iniciativa que viene desarrollando el Concello para impulsar esta actividad, como las formativas, con cursos de iniciación o avanzados.