REPORTAJE DE BASE

El baloncesto, un deporte que no deja de crecer en la comarca de A Limia

Con 170 deportistas federados y casi medio centenar de niños en las escuelas, el AB Xinzo confirma el éxito de su propuesta

Imagen de familia de todas las categorías del AB Xinzo. (JOSÉ PAZ)
Imagen de familia de todas las categorías del AB Xinzo. (JOSÉ PAZ)
El baloncesto, un deporte que no deja de crecer en la comarca de A Limia

Xinzo de Limia, con poco más de 10.000 habitantes, puede presumir de contar con una de las mejores ofertas deportivas de base a nivel villas ourensanas.
Una de las más potentes, no solo en cuanto a número de fichas federativas, sino también en cuanto a repercusión e implicación en la localidad, es el baloncesto, que tiene al AB Xinzo como referente.

Esta temporada, nada menos que 170 jugadores cuentan con ficha en el equipo de la villa, con presencia en todas las categorías, desde la más tierna baby-basket al sénior, que compite en Tercera división con una de las plantillas más jóvenes de la categoría.

Resulta especialmente importante el número de niñas que compiten bajo los colores rojo y negro del Xinzo. Es más, el único equipo que esta temporada defiende al equipo limiano a nivel gallego es el conjunto pre-infantil femenino, que debuta esta temporada en la dura competición en la que también se encuentra el Carmelitas.

Además del proyecto deportivo, desde las filas del AB Xinzo también se está trabajando en la labor formativa. El director deportivo del conjunto limiano, David Piñeira, afirma que "estamos a buscar que os xogadores tamén comecen a formarse coma adestradores. Desa forma, cun bo plantel de xente formada, poderemos medrar. Xogadores sempre vai haber, pero técnicos que adiquen o seu tempo libre ao deporte é máis difícil. A aceptación está a ser grande e seguiremos traballando".

Un trabajo que también les lleva fuera de las instalaciones del Pabellón Municipal de Xinzo. Desde hace cuatro temporadas el equipo de baloncesto dispone de varias escuelas deportivas en centros escolares de la comarca. Los CEIP Carlos Casares y Rosalía de Castro y los colegios de Sandiás (fue el primero en tener esta actividad) y el de Vilar de Barrio, suman casi medio centenar de jóvenes deportistas de entre 5 y 12 años que dan sus primeros botes al balón naranja.

En ese sentido, Piñeira destaca que "o obxectivo non é gañar, é que os nenos desfruten do deporte, fagan amigos e aprendan a convivir. Esa é a nosa meta. Estamos moi felices do que estamos a acadar. Temos equipos en tódalas categorías e un sénior para que os que queiran continuar ligados o baloncesto unha vez rematada a súa etapa formativa continúen, somos 170 fichas, pero non pechamos a porta a máis, aínda que por sorte, a oferta deportiva que temos é moi boa".

El director de deportivo limiano incide en la importancia del trabajo realizado "por Luis Miguel Gil durante os anos anteriores. Sen o seu traballo e adicación polo deporte nada do que temos hoxe sería posible. Ademáis, a nova directiva con Rosa Morales como presidenta está a facer un traballo fantástico. A súa implicación é máxima, ó igual que os pais e nais dos xogadores. É un luxo traballar así".