SEGURIDAD

Los robos disparan la instalación de dispositivos de seguridad en casas

Las empresas de seguridad también detectan un aumento en las ventas de cajas fuertes como regalo de Navidad

Los robos disparan la instalación de dispositivos de seguridad en casas

Los continuos robos de dinero y joyas en viviendas durante este mes aumentaron la venta de sistemas de seguridad (cámaras de videovigilancia, alarmas, puertas blindadas, bombines de última gama y cajas fuertes) en las distintas empresas asentadas en la provincia. En la empresa Sidese, situada en la calle Sáenz Díaz de la ciudad, su gerente, Javier González Sánchez, incluso percibió un aumento significativo de la venta de cajas de seguridad como regalo para familiares y amigos durante estas fiestas navideñas. "Es de lo que más se está vendiendo y muchos de los clientes nos piden que envolvamos el cofre en papel de regalo", apuntó, puntualizando que tienen un coste a partir de los 80 euros.

En esta empresa también hay un aumento significativo en la demanda de bombines de seguridad para cerraduras de alta gama, que están dotados de sistemas antitaladro e incluso antibala. "Muchos de los bombines que hay instalados en las cerraduras de las puertas pueden reventar con un golpe fuerte, pero los de alta gama no y muchos clientes los están cambiando", añadió Javier González.

Los asaltos en viviendas, 25 desde el pasado puente de la Constitución, también incrementaron la demanda de puertas blindadas, la instalación de alarmas y cámaras de videovigilancia. La empresa de sistemas de seguridad Código 3 está instalando en la actualidad cámaras en alta definición que recogen perfectamente todos los rasgos físicos del presunto asaltante. "Hay un aumento de peticiones, pero este tipo de cámaras se vienen instalando a lo largo del año", explicaron en la empresa, recalcando que en la época que vivimos, en la que hay continuamente robos, no basta con cerrar simplemente la puerta o tener unos perros a la entrada del domicilio.

En bazar Japón, también se notó la demanda. Al menos, así lo asegura su responsable Manuel Da Fonte, que recuerda que lo que más le están solicitando es la instalación de alarmas y circuitos cerrados de videovigilancia que abarcan todo el inmueble.

La mayoría de los dispositivos de seguridad son para instalar en viviendas y empresas. Su precio puede ir desde los 200 hasta los 1.000 euros o incluso más, dependiendo de la calidad del sistema y de su conexión a una central de seguridad.