Armas sí, armas no

Armas sí, armas no

Con el asunto venta de bombas a Arabia Saudí me han sorprendido muchas cosas bastante delirantes, escritas y/o declaradas por personas que considero instruidas y con criterio. Comentaré algunas.

Una: "No debemos vender bombas a Arabia Saudí porque es inmoral ya que van a servir para matar yemeníes". ¿Qué significa esto? ¿Que si los señores de Arabia Saudí las emplearan para matar iraníes, franceses o vallisoletanos entonces sí sería moral? No lo entiendo.
Dos: "Esas bombas son muy precisas y no van a matar a ningún yemení". Ya saben quién soltó este desparrame mental, pero no voy a poner su nombre aquí porque ya digo que me parece una persona instruida y con criterio. El comentario resulta inexplicable precisamente en él, ya que su sentido común que es públicamente renonocido, le habrá dicho que aunque Arabia Saudí utilizara una de esas bombas por ejemplo en Upsala (Suecia) ¿quién puede asegurar que en aquel momento no pasaría un yemení por allí?

Tres: "El armamento militar solo sirve para matar". Craso error, no sé si producto de la ignorancia. El armamento militar sirve para dos cosas, para la disuasión y para la guerra. Ya nos lo dijeron los clásicos: Si vis pacem para bellum. La mayoría de los países del mundo no están en guerra y sin embargo poseen armamento militar que con los años se queda obsoleto y en algún momento hay que tirarlo y comprar otro nuevo. Yo puedo tener un cuchillo jamonero guardado en un cajón veinte años. Podría haber servido para cortar jamón, pero también para matar a alguien. Como no lo he usado en veinte años cuando por fin abro el cajón está oxidado, así que tengo que tirarlo y comprar uno nuevo aunque el primero nunca se haya usado. Los almacenes de armamento de la mayoría de los ejércitos del mundo están llenos de armas que, gracias a Dios, nunca se han usado para la guerra.

Cuatro: "España debe deshacerse de la industria armamentística". Esta es de las mejores ideas sobre este tema que he visto u oído, dicha por varias personas que, lo confieso, admiro. Una idea pacifista, bienintencionada. Yo creo que está fomentada por veganos, padres de familia antivacunas o de esos que prefieren educar a sus niños en casa en lugar de mandarlos al colegio, gente así, ingenua, buena de corazón. Pero me suscita muchas dudas. ¿Podríamos fabricar sistemas de navegación aérea que tras ser exportados, en un segundo o tercer país se aplicaran en aviones de combate? ¿Sí o no? O más fácil ¿podríamos fabricar y vender tapicerías para asientos de aviones que acabaran al final en helicópteros Apache? Sería industria textil ¿no?
A mí todo esto me suena a una famosa canción de Mecano: "Armas sí, armas no, / maquíllate, maquíllate. / Un espejo de cristal y mírate, mírate. / Armas sí, armas no, déjalo ya / que hoy no me he peinado a la moda / y tengo una imagen demasiado normal."