El ataque de los clones

El ataque de los clones

  

Esta columna aunque no lo parezca trata sobre el acuerdo entre el PNV y el Partido Socialista Vasco y otras cosas parecidas.

"En el Senado Galáctico reina la inquietud. Varios miles de sistemas solares han declarado su intención de abandonar la República. Este movimiento separatista liderado por el misterioso Conde Dooku ha provocado que al limitado número de Caballeros Jedi les resulte difícil mantener la paz y el orden en la Galaxia. La senadora Amidala, la antigua Reina de Naboo, regresa al Senado Galáctico para dar su voto en la crítica cuestión de crear un ejército de la república que ayude a los Caballeros Jedi."

Vale. Mariano Rajoy no es la Reina Amidala ni el lendakari o Puigdemont son el Conde Dooku y menos yo George Lucas, pero no me digan que no hay paralelismos con nuestra política nacional. Sigamos.

"– No sé por cuanto tiempo podré demorar la votación, amigos, poco a poco aumentan los partidarios de los separatistas.

– Si la secesión llega...

– Jamás permitiré que esta República, que ha vivido unida durante más de mil años se divida en dos. Mis negociaciones no fracasarán."

Esta sí parece una frase de Mariano. O sea que como suelo decir, ya lo saben ustedes, las películas resultan más instructivas y reveladoras sobre la realidad que la propia realidad. España no es La Guerra de las Galaxias, pero como en la película de George Lucas nuestro país está lleno de cazarecompensas asesinos, políticos corruptos, héroes anónimos, droides bienintecionados como C3PO y pobres ciudadanos de todas las razas y planetas que tienen que aguantar de todo. O sea, lo de siempre.

Mariano Rajoy Amidala se enfrenta al desafío secesionista con toda su entereza, pero lamentablemente él no es un caballero Jedi y que sepamos no tiene ninguna espada láser oculta en la manga. Las cosas no le van a resultar fáciles al de Nebulosa Pontevedra.

Lo asombroso de George Lucas no es que haya concebido y producido la película de diecisiete horas que nos prometió en el 77 empezando por el capítulo cuarto, siguiendo con el quinto y el sexto; a continuación rodando el primero, segundo y tercero; y acto seguido el séptimo. Y aun nos faltan otras dos que esperamos los frikis del mundo con ansia. No. Lo más alucinante es que en esa historia imaginada y loca ese tipo tranquilo con barba blanca nacido en Modesto (esto ya dice mucho de él) California, haya conseguido retratar tan a la perfección y sin saberlo la situación política española de hoy.          

Los secesionistas siguen creciendo y alimentando a sus criaturas. Sus clones nos devorarán un día. Seguro. Yo creo que ya no hay vuelta atrás pero claro, no soy Obi-Wan Kenobi y como sabiamente diría el maestro Yoda: "Imposible de ver el futuro es".

Vean sin embargo ustedes La Guerra de las Galaxias una vez más, es mucho mejor que los telediarios. Y por supuesto, eso sí y siempre: que La Fuerza los acompañe.