¡Liberad a Willy!

¡Liberad a Willy!

Willy Toledo es un tipo que no me cae bien. Nunca me gustó. Siempre me pareció un actor penoso, sin ninguna gracia ni talento. Pero lo que le está sucediendo últimamente roza los límites del absurdo, así que voy a salir en su defensa. ¡Allá voy, Willy!

Resulta que Willy está denunciado por una asociación que se llama "asociación de abogados cristianos", lo que sería lo mismo o parecido a "asociación de abogados islamistas", "asociación de abogados zoroastristas", "asociación de abogados cienciólogos" o "asociación de abogados mormones". ¿Qué más da? ¿Qué clase de abogados son esos que se autodenominan cristianos? ¿Es que esa asociación de abogados la fundó Jesucristo? No lo creo. He leido el evangelio y por allí no aparece eso, ni nada que se le parezca. Como decía Yves Saint Laurent en una preciosa campaña publicitaria portuguesa de los años ochenta de la marca Kookaï: "Ouvín falar mais não sei disso" (mi portugués no es bueno, sorry, y no recuerdo el texto bien). Lo que quería señalar como YSL es que la cosa me suena pero no sé nada del tema. Una asociación de abogados cristianos es una asociación de cualquier cosa menos de abogados, y aun mucho menos de cristianos. Los cristianos de verdad no van por ahí fundando asociaciones con un nombre así. Al menos los cristianos que yo conozco no lo hacen.

El caso es que el pobre hombre, Willy, está denunciado por cagarse en dios en público. ¡Vaya! Pero si en España se caga en dios todo el mundo constantemente. No hay más que ir a un bar a tomar un aperitivo con unas aceitunas para verlo y oírlo. ¿A quién le importa eso? A dios no. No es en serio, ni tan grave. Incluso yo que nunca digo tacos me puedo cagar en dios si inesperadamente me pillo el dedo con una puerta.

Y abundo en el tema. Estoy seguro de que los que más se cagan en dios en este país son los de la asociación de abogados cristianos. ¿Por qué nos íbamos a cagar en dios los ateos? Por nada. No lo hacemos. Dios no nos interesa. No lo tenemos en cuenta. Solo un creyente se caga en dios. Tomen nota y espero que se entienda. Lo repetiré por si acaso: solo un creyente se caga en dios.

Willy, aunque no me caes simpático en este asunto estoy contigo. Adelante muchacho. No estás solo. Y por eso hago este llamamiento desde aquí. He barajado la posibilidad de abrir una cuenta en change.org, para apoyarte pero al final me ha dado pereza. En todo caso ya digo: ¡Liberad a Willy!

Según la web Filmaffinity la película "Liberad a Willy" se resume así: "Willy es una orca confinada en un parque acuático lejos de su familia, de su hogar y de su hábitat natural. Nadie entiende los sentimientos de Willy excepto Jesse, un niño de doce años."

A partir de aquí, piensen ustedes lo que quieran.