Pablito Casado

El nuevo y flamante presidente del Partido Popular, con sus camisas azulitas, su preciosa sonrisa y su estilo Barrio de Salamanca de Madrid qué fino soy, lo está bordando cada día. Sí señor. No esperábamos esto. A su lado Rajoy hasta parece Kennedy de lejos. Yo creo que el Psoe, Podemos e incluso Ciudadanos están encantados con él. Este tipo va a acabar con el PP. Está decidido a ello.

Pablito debe de estar como bien indica su apellido, casado, no lo sé, pero este muchacho se ha casado con los peores del barrio. Con Hazte Oír, con Manos Limpias (¡qué buen nombre se pusieron esos tipos!), con la Fundación Francisco Franco, con el prior del Valle de los Caídos, con el obispo Reig Pla, con don José María Aznar (aquí el don sobra, por cierto), con Billy el Niño... En fin, cada vez que Pablito abre la boca es para meter la lengua hasta donde no debe. En mi opinión va a liquidar al PP, lo cual lógicamente le encantará a Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias, y sobre todo a Albert Rivera si este chico tan parecido a Pablito sabe aprovechar la ocasión, que seguramente sabrá.

Dentro del PP están todavía los pocos superfachas y franquistas que aún quedan en España, pero la mayoría de sus votantes no son eso. Ni mucho menos. Solo son gente conservadora sin más. Sí, es verdad que como buenos conservadores siempre se opusieron a todo y siguen haciéndolo. Y con a todo quiero decir al divorcio, aborto, matrimonio gay, feminismo, inmigrantes, laicismo, educación no segregada, investigación de células madre, reproducción asistida, etc., etc. Pero a estas alturas todas esas cosas les dan igual: eso ya está hecho y como son conservadores nada les molesta más que cambiar. Los votantes del PP son especialistas en dejar las cosas como están. Les horrorizan los cambios.

Pues Pablito está haciendo un cambio de narices (ya saben que a Pinocho le crecía la nariz), se está casando con los más radicales del grupo y va a perder a los no radicales. Y si no, al tiempo.

Lo último fue lo de esos anuncios apocalípticos sobre la ola de inmigrantes que nos invaden y van a destrozar España en unos minutos. Como dice un chiste estúpido de internet "si crees que un tipo negro, sin dinero, sin estudios y que ni siquiera habla el idioma te va a quitar el puesto de trabajo, entonces es mejor que te lo quiten."

No quiero ser malo, pero no puedo evitar darle a la cabeza. Y la cabeza me dice que Pablito la va a fastidiar. Ya lo está haciendo. Los votantes y miembros del PP entre los que tengo bastantes amigos y conocidos deberían intentar pensar más con el corazón y la cabeza, y no con otras vísceras que no son muy adecuadas para pensar. No váis bien por ahí, muchachos. Pero bueno, al final... es un asunto vuestro. A mí, plim.