Percepción y realidad

Percepción y realidad

Cristian Campos publicó hace unas semanas un excelente artículo en El Español titulado "A Laura la mató un criminal, no una abstracción", cuya lectura les recomiendo a todos ustedes. En él, con una rigurosa y abundante documentación estadística, Cristian Campos explica que contrariamente a lo que nos hacen creer las noticias y los medios lo cierto es que España está en el penúltimo lugar del mundo en crímenes contra las mujeres, casi al mismo nivel que Japón, el país más seguro del planeta. Pues bien, estamos en ese soberbio segundo puesto. De hecho todos los países de nuestra amada Europa, tan finos ellos, nos ganan por goleada en esos delitos deleznables. Por eso cuando hay uno aquí en España, como es tan insólito nos asustamos tanto que los medios explotan su morbo hasta límites que no tienen nada que ver con la realidad.

El artículo está lleno de reflexiones interesantes. Por ejemplo: el porcentaje de varones asesinos en nuestro país es del 0,003% (de la población masculina, claro). Todo un hito, ya digo solo al nivel de Japón. Cristian Campos señala con gran acierto que aun siendo un porcentaje infinitesimal o absolutamente residual lo llamativo y revelador sería fijarnos también, algo que nadie parece hacer, en que el dato significa que en España un 99,997% de los hombres no agreden ni matan a mujeres. Eso se da en muy pocos sitios del mundo y deberíamos sentirnos orgullosos sin que suponga, por supuesto, no avergonzarnos por ese otro 0,003% y hacer todo lo posible para que se reduzca más.

El asunto me ha traído a la memoria una campaña publicitaria de los años ochenta de la revista Rolling Stone cuyo titular era "Percepción/Realidad", y comparaba dos imágenes contrapuestas. Era una campaña de dobles páginas en revistas y tenía muchos originales distintos. En el original al que me refiero en concreto, en la página izquierda aparecía la foto de un hongo atómico con la palabra Percepción encima, y en la página derecha aparecía la foto del corte de un champiñón (con la misma forma que el hongo atómico) con la palabra Realidad encima. No digo yo que el debate sobre la violencia machista esté amplificado en exceso ni mucho menos; y cuanta más conciencia social, educación, información, etc., haya sobre dicho tema mucho mejor, a ver si conseguimos llegar al 0%. Ojalá. Pero sí digo como Cristian Campos que el discurso sobre estos sucesos a menudo se exagera hasta tal punto que parece criminalizar a todo el mundo, y cuando digo todo el mundo me refiero a todos los hombres. Pues no. No es así. Al menos en España no. La realidad no es así gracias a Dios o quién sabe ¿gracias a los hombres?

Por cierto esto me recuerda que si no vieron ustedes en su momento la fabulosa película "Hijos de los hombres" del gran Alfonso Cuarón, la vean cuando puedan. No sé si tiene algo que ver con esto... tal vez sí.