Suárez Illana

En su afán de buscar a alguien que le dé algo de lustre a su descabezado proyecto político, Pablo Casado no ha tenido mejor ocurrencia que contratar a Suárez Illana. Y el hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez dijo recientemente en un acto del PP que "la democracia no habría sido posible sin Franco". ¡Toma ya! Menuda reflexión histórica de altura. ¡Sí señor! Puestos así el franquismo tampoco habría sido posible sin Felipe II, ni los Reyes Católicos habrían sido posibles sin los romanos, ni el Imperio Romano habría sido posible sin los australopitecos.

Yo creo que Suárez Illana lleva toda la vida intentando estar a la altura de su padre, pero eso es imposible. Cada vez que abre la boca dice una bobada mayor. Aparte de que, aunque esto no venga a cuento, y perdón, su padre era mucho más guapo que él. Debe de ser difícil tener un padre tan grande y sentir que tienes la obligación de emularlo, porque te pasarás tu existencia de fracaso en fracaso. A mi Suárez Illana me cae bien por eso, porque lo veo perdido y yo siento una natural simpatía por los perdedores.

Pero Suárez Illana, en vista de las declaraciones que le hemos oído y no me refiero solo a esa última, está lejos de parecerse a su progenitor. Su padre era más avanzado que él. Él es un retroceso. 

Lo del retroceso me recuerda algo que descubrí hace años escribiendo una Crónica de Indias, un libro de seiscientas páginas escrito en castellano del siglo XVI y que me llevó cinco años de trabajo. Para escribirlo leí todas las Crónicas de Indias existentes, además de una ingente y maravillosa documentación antigua y moderna sobre dicho tema, la conquista de América. 

En los siglos XVI y XVII en América la lengua española disponía de más de treinta y cinco palabras distintas (la mayoría ya las hemos perdido) para designar a los hijos mestizos según su ascendencia. Palabras como mulato, criollo y otras. No voy a buscar el libro donde está eso ahora, que me da pereza, pero de memoria recuerdo algunas. Por ejemplo "lobo" que es hijo de negro e india; "morisco" hijo de español y mulata; o "zambo" hijo de indio y mulata creo recordar, no me hagan mucho caso. Por supuesto, como el mestizaje fue total pronto dichos términos dejaron de tener sentido y fueron desapareciendo del lenguaje. Pero recuerdo dos muy bonitos. Uno es "saltoatrás" escrito así todo junto, "saltoatrás" designa a un hijo de blancos que sale negro o a un hijo de negros que sale blanco o rubio. Y otro precioso, el último de los términos de esa lista que ya no existe, es "notentiendo" también escrito todo junto, un término que designa un resultado racial cuyo origen ya no se puede determinar.

Yo creo que Suárez Illana, con todos mis respetos, es un "saltoatrás", pero sobre todo lo que me pasa con él es sencillamente que... "noloentiendo".