Tinieblas para el que paga

Tinieblas para el que paga

Unos veían brotes verdes, otros perciben luces al final del túnel, pero el presente y el futu- ro más cercano no pinta verde esperanza ni es luminoso. Quizá no llegue al negro, pero tampoco consigue alejarse del gris nubarrón.

PP y BNG coinciden en que el cálculo de la balanza fiscal realizada por el equipo de Montoro no ref leja la realidad gallega ni puede ser tenido en cuenta para fijar la financiación, aunque cada uno lo diga a su manera y la fuerza nacionalista también cuestione la metodología de la cuenta. Galicia, según el criterio del locuaz ministro, es la cuarta comunidad más beneficiada, con un saldo posi- tivo de 3.240 millones. Si recibimos mucho más de lo que pagamos es porque somos muy pobres y en esta tierra de aristas prestar servicios cuesta mucho más. Según los números de Xa- vier Vence, el saldo es de 1.500 millones en negativo, pero no es probable que el PP repare en sus cálculos cuando se sienten a repartir el pastel.

La Xunta de Feijóo lleva le- gislatura y media queriendo que creamos en que hay luces y que ya se ve la salida de la cueva. El Consello Económico y Social que preside la popular Corina Porro presentó ayer la memoria del ejercicio pasado y aun- que "no fue un buen año" también ve"un punto de inflexión" y "una luz al final del túnel".

Creamos y veamos. Pero el informe también detecta que los recursos para educación y sanidad se han reducido en 247 millones, que la pasta dedicada a promoción y protección social ha decrecido en 157,7 y constata un progresivo incremento de los fondos destinados a responder a los pagos de la deuda públi- ca. Progresivo y preocupante. Luz para los inversores, tinie- blas para el que paga la factura.

El expresidente de la Xunta Fernando González Laxe, el periodista José Luis Gómez y el economista Santiago Lago presentaron el informe del Foro Económico de Galicia sobre las bases para una marca-país que nos permita salir de la situación de barrena. Costa Rica pasó de una economía cafetera a ser paradigma tecnológico en cuatro años. Un ejemplo para ver y creer.