España

La desescalada arranca el 4 de mayo: así afectará a restaurantes y comercios

España

Crisis del coronavirus

La desescalada arranca el 4 de mayo: así afectará a restaurantes y comercios

Un camarero mira a la cámara. En medio, terrazas vacías (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Un camarero mira a la cámara. En medio, terrazas vacías (XESÚS FARIÑAS).
El plan comienza con la reapertura de actividades con cita previa y atención individual y durará ocho semanas, hasta finales de junio 

El Gobierno ha diseñado un plan de desconfinamiento en cuatro fases que arrancará el 4 mayo con la reapertura de actividades con cita previa y atención individual, como los restaurantes con comida para llevar, que deberán seguir todas las medidas de sanidad y seguridad. Todas las medidas se aplicarán por provincias o islas y terminarán de aplicarse a finales de junio, cuando se dará por recuperada la normalidad.


 

  • En la fase 1 o inicial, se permitirá en cada espacio territorial definido la apertura de comercio bajo. En restauración se abrirán terrazas con limitaciones al 30% y hoteles con restricciones. En esta fase habrá un horario preferente en los locales para los mayores de 65 años. Se contempla también la apertura de centros de alto rendimiento deportivos. 
  • En la fase 2 o intermedia, se abrirá el espacio interior de los locales para un tercio de la capacidad. El curso escolar volverá en septiembre. Se abrirá el cine, museos o teatros con un tercio de aforo. También los lugares de culto. 
  • En la fase 3, se reabrirán los comercios con un aforo limitado al 50%. Además, se aliviarán las medidas en los locales de restauración. 

FASE I

Sánchez ha explicado que en la fase cero se contempla ya la salida de los menores, y las próximas salidas de adultos para hacer deporte a partir del 2 mayo, mientras que será el 4 de mayo cuando se podrán empezar a abrir pequeños comercios, pero con cita previa, y como caso claro ha planteado la apertura de los restaurantes que puedan dar servicio de comida a domicilio.

También en esta fase se podrán retomar los entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados y se señalizarán todos los locales públicos que posteriormente en la fase 1 podrán abrir con aforos limitados.

Esta fase uno permitirá el inicio parcial de la actividad del pequeño comercio pero bajo condiciones estrictas de seguridad y siempre con un horario preferente para personas mayores, de mayor riesgo. En esta fase no podrán abrir los centros comerciales mientras que sí se permitiría la apertura de terrazas con una limitación de aforo del 40 %.

Los alojamientos turísticos u hoteles también podrán abrir en la fase uno, pero excluyendo las zonas comunes y con muchas restricciones.

FASES II Y III

La fase dos será la intermedia, donde lo establecimientos deberán cumplir un aforo limitado de un tercio de su capacidad, mientras que en la fase tres se flexibilizará la movilidad general pero con recomendación de seguir llevando mascarillas y mantener una distancia mínima de seguridad de dos metros.
 

FASE IV

La última fase cuatro será la de la normalidad. 

Cada una de las fases tendrán una duración media de dos semanas, por lo que Sánchez sitúa en finales de junio la nueva normalidad. Hasta esta fecha no habrá movilidad entre provincias e islas. 

"Estaremos en la nueva normalidad si la epidemia está controlada en todos y cada uno de los territorios", ha advertido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar el plan tras el Consejo de Ministros de este martes.

Cada fase durará dos semanas y se avanzará a la siguiente etapa si los indicadores sanitarios apuntan que es posible continuar. Después se pasará a la etapa de la "nueva normalidad" en la que continuarán las medidas de control y el uso de material preventivo.

 

BALEARES Y CANARIAS

 La isla de Formentera, en Baleares, y las de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, en Canarias, irán por delante en la aplicación del plan de desescalada establecido por el Gobierno a partir del 4 de mayo, debido a que en estos territorios la incidencia del coronavirus ha sido inferior. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes que estas cuatro islas entrarán en la fase 1 del plan a partir del 4 de mayo, mientras que el resto del país lo hará el día 11.

Sánchez ha facilitado esta información en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa después de que el Consejo de Ministros haya aprobado el plan de medidas para recuperar la normalidad de forma gradual tras la crisis del coronavirus. "Dada la incidencia mínima de contagio y si la evolución lo permite, Formentera, en Baleares, y La Gomera, El Hierro y La Graciosa, en Canarias, anticiparán en unos días, al 4 de mayo, su desescalada", ha comentado Sánchez.

La fase 1 en la que entrarán primero esas islas implica medidas de reapertura del pequeño comercio y de terrazas de bares y restaurantes con limitaciones de ocupación y con otras medidas de protección. También prevé que vuelvan a abrir hoteles y alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes. 

UN ESFUERZO COLECTIVO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que se ha doblegado la curva de propagación de la epidemia del coronavirus y ha destacado que las altas ya superan "de forma sostenida" al número de nuevos contagios diarios.

"Hemos logrado doblegar la curva de propagación de la epidemia", ha subrayado Sánchez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha aprobado la estrategia de desescalada, el "Plan para la Transición hacia una nueva normalidad". El presidente del Ejecutivo ha aseverado que se empieza a vislumbrar el "desenlace" de la epidemia, que será la "recompensa del gigantesco esfuerzo colectivo".

Sánchez ha celebrado que las altas superen "de forma sostenida" al número de nuevos contagiados diarios y que se hayan salvado "miles y miles" de vidas de españoles gracias al trabajo de los sanitarios y al "esfuerzo y sacrificio de la sociedad española". El jefe del Ejecutivo ha reconocido que es "tremendamente consciente" del ansia de los españoles por recuperar el ritmo cotidiano, pero ha incidido en que "entre la prudencia y el riesgo, el Gobierno de España va a elegir siempre la prudencia".

"Hemos aprendido una lección importante y es que nuestros alivios de hoy han sido conquistados con muchos sacrificios", ha dicho, para recordar que las conductas irresponsables perjudican al conjunto de la sociedad. "El virus no se ha ido, sigue ahí al acecho y continuará hasta que dispongamos de una vacuna o terapia efectiva y falta tiempo para que eso llegue", ha afirmado.

Sánchez ha defendido que se pueden salvar vidas con el comportamiento individual, así como proteger la vida propia y "recuperar" el país"