Ourense

Crispación en los institutos de Ourense por atrasar el curso a última hora

Ourense

Educación

Crispación en los institutos de Ourense por atrasar el curso a última hora

Una docente indica el circuito a los escolares de O Ruxidoiro, en Barbadás, ayer. (Foto: José Paz)
photo_camera Una docente indica el circuito a los escolares de O Ruxidoiro, en Barbadás, ayer. (Foto: José Paz)
La dirección del IES Cidade de Antioquía de Xinzo amenaza con dimitir si no adjudican más docentes

Los institutos ourensanos están crispados ante los últimos anuncios de la Consellería de Cultura y Educación: el conselleiro, Román Rodríguez, comunicó ayer el atraso del curso en la ESO, Bachillerato y FP a una semana vista del inicio previsto. Esta demora–del día 16 al 23–enfada a los centros educativos por lo que consideran una dejadez y falta de previsión. Los ánimos están caldeados y, según ha podido saber este periódico, una decena de institutos de la provincia podría preparar un escrito conjunto similar al realizado por otros centros educativos gallegos quejándose de la falta de previsión de la Xunta para el curso poscovid.  En otras provincias ya hay dimisiones en equipos directivos. En Ourense, el primer paso lo ha dado el IES Cidade de Antioquía de Xinzo: el equipo directivo amenaza con irse si no se remiten tres docentes al cuadro de personal, lo necesario para que el curso se desarrolle con normalidad.

Desde la Consellería de Educación trasladan que "a decisión responde a criterios técnicos, co fin de facilitar a adaptación dos centros ás novas medidas de seguridade". El conselleiro señala que "nesta semana a maiores incrementaranse as accións formativas para profesorado e alumnado en materia hixiénico-sanitaria". Confirman que el "reforzo de profesorado concretarase nos próximos días". El curso para estas etapas educativas será escalonado, como en Infantil y Primaria, con incorporaciones los días 23, 24 y 25 de septiembre.

“Cúmulo de despropósitos"

Los equipos directivos han estado todo el verano trabajando para adaptar unas instalaciones comprimidas al nuevo curso poscovid. "Estamos sobrepasados, sorprendidos y enfadados. Estos cambios a finales de agosto implican que el trabajo hecho en verano no ha servido de nada. Es un cúmulo de despropósitos", explican desde la dirección de un instituto de la ciudad. Otra de las últimas noticias de Educación, la posibilidad de que el Bachillerato sea semipresencial, crispa a los centros: "Intentaremos por todos los medios que este no sea el sistema que tengamos que adoptar". Otro director de un centro educativo del rural opina: "Si  se produce un escrito conjunto, nos sumaremos muchos institutos. Lo que hay es una falta de previsión por parte de la consellería". 

Apoyo de las familias

Los centros educativos están todavía esperando si se les va a conceder más profesorado, la demanda esencial, además de la reducción de la ratio: en un instituto de 700 personas necesitan, al menos, tres docentes más. Especialmente, para las guardias en el recreo y para el control que implica todo el protocolo de adaptación al covid, y que la jornada laboral del profesorado se cumpla. Las Anpas apoyan las convocatorias de huelga. "Reivindicamos más inversión en profesorado", dicen desde la Federación de Anpas Públicas de Ourense (FAPA).

Los sindicatos están animando a los centros educativos a exigir los desdobles a Educación, una medida necesaria en los centros en los que no se puede garantizar la distancia de seguridad que marca el protocolo. Algo que pasa en institutos con mucho alumnado. CCOO-Ensino recomienda a los centros que insistan en solicitar los desdobles en el caso de ser necesario. "O criterio prioritario a utilizar debe ser a distancia interpersoal de 1,5 metros e polo tanto no caso de non poder mantela, débense desdobrar os grupos. No caso de que a administración non autorice os desdobramentos, pómonos á disposición dos centros educativos para realizar as reclamacións pertinentes", apuntan desde CC.OO Ensino. "Estaba claro que a única opción que lle quedaba á Consellaría era adiar o comezo de curso ante o seu propio caos organizativo, os seus bandazos e contradicións", dice Suso Bermello, de CIG-Ensino. 

Marcando la senda

El IES Cidade de Antioquía ha sido el primero de la provincia en manifestarse. En un comunicado, señalan que "o inicio de curso non se vai poder levar a cabo aínda que sexa adiado o comezo oficial. Este equipo directivo plántase, negándonos a modificar ningunha das accións realizadas ata agora que implicaría empeorar as condicións de traballo e saúde de toda a comunidade educativa. Negámonos a ser partícipes da desorganización desta consellería". El equipo directivo señala que "presentaremos a nosa dimisión se continúan negándonos a adxudicación de tres docentes no cadro de persoal".

Todavía no hay datos oficiales de matriculación en las etapas educativas señaladas. Según los datos del pasado curso, en la provincia se matricularon cerca de 8.600 alumnos en la ESO, 3.000 en Bachillerato y 5.000 en la FP ordinaria. Son casi 17.000 alumnos afectados por este atraso. 


18.200 niños ya están en el aula


Cerca de 18.200 alumnos ourensanos de Infantil, Primaria y Educación Especial ya están incorporados a las aulas, con la última entrada escalonada que afectó a los escolares de 6º de Infantil y 4º, 5º y 6º de Primaria. La única incidencia en la provincia es en el Centro de Educación Especial Miño: el centenar de niños iniciará las clases el lunes, ya que el atraso en las obras del centro impidió el inicio  previsto para el pasado jueves. En la foto, escolares de O Ruxidoiro (Barbadás) en la mañana de ayer.