Ourense

Un grupo de élite de la Policía busca a la mujer desaparecida en la ciudad

Ourense

Sucesos

Un grupo de élite de la Policía busca a la mujer desaparecida en la ciudad

La investigación continúa centrándose en el barrio de Covadonga, donde se perdió la pista de Nerea Añel

La Policía Nacional mantiene un amplio dispositivo para localizar el paradero de Nerea Añel Vázquez, de 26 años, la joven de la ciudad cuya desaparición fue denunciada el pasado 5 de febrero después de que su madre asegurase en la Comisaría de Ourense que no tenia noticias de ella desde hacía un mes, tras finalizar las fiestas navideñas.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta continúan centrando la investigación en el barrio de Covadonga, donde fue vista el pasado 20 de enero en compañía de un conocido delincuente, con el que se dejaba ver en los últimos tiempos por la ciudad. Los investigadores sospechan que en el barrio están las claves de su desaparición pero en los últimos días ampliaron el rastro ante la posibilidad de que la joven  hubiese sido trasladada a alguna población del norte de Portugal, donde estaría oculta.

El hombre con el que fue vista en Covadonga, según pudo saber este periódico, fue interceptado por la Policía Local días antes de su desaparición al volante de un coche con matrícula portuguesa, llevando de copiloto a un ciudadano luso.


Caso prioritario


La localización de la joven se convirtió en "caso prioritario" dentro de las instalaciones policiales de As Lagoas. A las pesquisas, según pudo saber este periódico, se sumó un equipo de élite del Cuerpo Nacional de Policía, que se desplazó desde Madrid y la provincia de Pontevedra.

Los agentes mantienen abiertas todas las hipótesis y continúan vigilando de cerca a las personas con las que solía salir la joven. Mientras, familiares suyos se mostraba ayer preocupados ante lo que le pudo haber pasado al tiempo que declinaban hacer declaraciones.



Sin avances en la muerte del dueño del bar Novo

La Policía Nacional, además de buscar a la joven desaparecida, continuaba ayer analizando pruebas para esclarecer la muerte violenta del gerente del bar Novo, situado en el número 23 de la calle Colón de la ciudad, Evaristo Morín Machado, de 65 años.

El cadáver del hostelero fue localizado en el interior del bar el pasado 5 de febrero, después de que fuera degollado, posiblemente el día anterior,dado que no llegó a abrir el local en la jornada en que fue localizado muerto. Los agentes buscan desde entonces a los autores del crimen con el agravante de que ese mismo día recibían la denuncia de la desaparición de  Nerea Añel.