Ourense

Manuel Ojea: “Cada vez hay más casos de TEA, pero ni la mitad de los que se calculan están diagnosticados"

Ourense

Sanidad

Manuel Ojea: “Cada vez hay más casos de TEA, pero ni la mitad de los que se calculan están diagnosticados"

Manuel Ojea Rúa, presidente de la asociación de autismo Trascos.
photo_cameraManuel Ojea Rúa, presidente de la asociación de autismo Trascos.

Manuel Ojea es el presiente de la Asociación de Familias, Profesionales e Investigadores de Personas con Trastorno del Espectro Autista de Ourense

Manuel Ojea Rúa es catedrático de Orientación Educativa, doctor en Psicopedagogía y uno de los expertos más importantes en el estudio del Trastorno del Espectro Autista (TEA). Combina la faceta de investigador con la presidencia de la Asociación de Familias, Profesionales e Investigadores de Personas con Trastorno del Espectro Autista de Ourense (Trascos). Este sábado 15 celebran el Día Internacional del Síndrome de Asperger (término ya retirado de las guías científicas internacionales, ya que ahora se agrupan todos los tipos de autismo y se clasifican por niveles de afectación). "Es un día importante porque nos ayuda a difundir el trastorno y a sensibilizar a la sociedad", apuntan desde Trascos, que disfrutará de juegos cooperativos en el centro cívico Colón, a partir de las 11,00 horas. 

Hay 23 niños en la asociación. ¿Cómo ha evolucionado el número de casos en Ourense en los últimos años?

Como consecuencia de los trabajos de investigación, la concienciación sobre el proceso de diagnóstico es cada vez mayor y se detectan más casos. La población se estima en un 1% con TEA, pero ni siquiera la mitad está con diagnóstico. Se requieren medidas muy específicas.

¿Cuáles?

Puede ocurrir que los servicios de orientación no tengan los instrumentos adecuados, algunos son muy caros. O faltan los cariotipos clínicos que detectan más adecuadamente el autismo.

¿Cuántos niños se calcula que hay en Ourense con autismo nivel 1, antiguamente asperger?

Se calculan 300 casos con diagnóstico, pero habrá dos o tres mil. El diagnóstico todavía está alejado.

¿Por qué?

Muchos niños con TEA nivel 1, el antes llamado asperger, van pasando por los procesos académicos, se relacionan mal, tienen comportamiento estereotipado y pasan desapercibidos al diagnótisco. 

¿Cómo se afronta desde los colegios ourensanos?

La mayor parte de los niños con TEA están integrados en los centros educativos y tienen los apoyos y refuerzos necesarios, propios para los niños con dificultades en general. Hay planes de atención a la diversidad en los centros. Pero en la práctica las medidas son individualistas, el niño tiene apoyo individual y se limita al aula. El resto del centro es ajeno a esta circunstancia. Aunque sepan que hay niños con TEA, vienen los recreos y pueden tener dificultades de interacción y a veces estar sujetos a bullying. Hay falta de formación.

¿Qué importancia tienen el resto de niños del aula en la mejoría de un compañero con TEA?

Es fundamental. Si no interaccionan, los niños no saben de su mundo. Aunque propongas una actividad tutorial de acompañarle, se cansan porque no comprenden. El niño TEA no habla, no tiene los mismos intereses...No expresa o no manifiesta. Tenemos que actuar de manera global. En la clase tiene que haber conviviencia en trabajo colaborativo. Eso se trasladará al recreo. 

¿En qué ha mejorada la integración?

Ha mejorado la atención, pero se centra en el apoyo individual. Se integra, pero estos niños tienen un procesamiento distinto y lleva a que muchas veces acaben con dificultad de aprendizaje porque el procesamiento tan particular que tienen de información no es el que se les da desde los centros educativos, probablemente porque no tengan recursos suficientes. 

Más en Ourense