Ourense

Julio Ancochea: “La medicina gallega está rejuveneciendo y hay muchas más mujeres"

Ourense

Entrevista

Julio Ancochea: “La medicina gallega está rejuveneciendo y hay muchas más mujeres"

Julio Ancochea, durante su intervención del I Encontro de Médicos Galegos. (Iván de los Riscos, Redacción Médica)
photo_cameraJulio Ancochea, durante su intervención del I Encontro de Médicos Galegos. (Iván de los Riscos, Redacción Médica)
El I Encontro de Médicos Galegos reunió a más de 200 profesionales originarios de Galicia llegados desde todos los continentes.

"Lo mejor del encuentro, la alegría de los participantes", dice el médico ourensano Julio Ancochea (Madrid, 1957), al otro lado del teléfono. Ayer se clausuró el "I Encontro de Médicos Galegos" en Santiago de Compostela, un evento organizado por la Asociación de Médicos Gallegos (Asomega) que reunió a más de 200 profesionales originarios de Galicia llegados desde todos los continentes.

Ancochea, presidente de Asomega, ya ha prometido que habrá segunda parte. "¡Ahora ya no me puedo echar atrás!", bromea. El ourensano, que nació en Madrid pero pasó su infancia y adolescencia en Trives, asegura que la medicina gallega tiene mucho que aportar al sector, y reivindica la calidad de sus profesionales

Toca hacer balance. ¿Cómo fue este primer encuentro?

Creo que mejor de lo que esperábamos, vamos, Santalices (Miguel Santalices, médico y presidente del Parlamento de Galicia) estaba emocionado, por poner un ejemplo. Una de las mayores alegrías es esa sensación de satisfacción de todo el mundo, tanto de los ponentes como de la gente que ha venido. Hemos superado nuestras propias expectativas, creo. 

Han formado parte del evento más de 200 médicos.

En torno a 250 profesionales, más o menos. Médicos, además, de varios continentes: de Venezuela, de Colombia, de México, una colonia importante de Salvador de Bahía (Brasil), de Mozambique, de Estados Unidos, de Suecia... Ha sido un congreso muy internacional que de alguna manera nos ha sorprendido a todos para bien. 

¿Qué supone este evento para la sociedad gallega?

Esto supone prestigio para Galicia, visibilidad para la comunidad. Esto es la medicina gallega sin fronteras.

Se habló del pasado de la medicina gallega, pero también del futuro. 

La conferencia inaugural, del profesor José Carro Otero, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, versó sobre la medicina gallega en el mundo y el orgullo de nuestra historia médica. La de clausura, pronunciada por Ángel Carracedo, presentó la mirada de la medicina gallega hacia el futuro de la mano de la biología molecular y la genética. 

¿Cuáles fueron las principales líneas de las ponencias?

El evento de Santiago se realizó bajo el lema "Ciencia, arte, valores y sentimientos". En las ponencias hubo tres grandes bloques, sobre galeguidade, innovación en diferentes especialidades y en la gestión sanitaria, humanización del sector y galeguidade.

También se trató la feminización de la profesión.

Sí, Asomega está rejuveneciendo y feminizándose. Dentro de la asociación tenemos diversos apartados, el científico, el sociosanitario y humanista o el internacional, pero dos de los más importantes son Asomega Xove y Asomega Muller. 

¿Se apreció en el encuentro este cambio de la asociación?

Hemos tenido presencia de dos generaciones al menos, de maestros y discípulos que mantienen viva la antorcha de la galeguidade en la medicina. Además, en el equipo directivo de nuestra asociación hay cinco mujeres, una de ellas, la vicepresidenta. Asomega se fundó hace exactamente 25 años en Madrid por cinco grandes médicos varones, y en este momento es una obviedad que cada vez que yo voy a clase en la Universidad Autónoma, el 80% de mis estudiantes son mujeres. 

¿Para cuándo el segundo? 

Bueno, la organización de este evento ha sido muy duro, especialmente para mí porque fue el primero y tienes que pelear mucho la financiación. Pero públicamente me he comprometido a hacer el II Encontro de Médicos Galegos en Santiago en el año 2021, coincidiendo con el Xacobeo. Ahora ya no me puedo echar atrás, ¡no me van a dejar!

Imagen: Iván de los Riscos (Redacción Médica)