Ourense

El último rastro de Carmiña

Ourense

Reportaje

El último rastro de Carmiña

"Carmen Martín. Piñor Agosto 1946", dice el reverso de esta fotografía.
photo_camera "Carmen Martín. Piñor Agosto 1946", dice el reverso de esta fotografía.
El Concello de Barbadás prepara una ruta literaria sobre la huella del verano que dejó San Lorenzo de Piñor en varias obras de Carmen Martín Gaite. "Carmiña" llamaban a la escritora en Salamanca, Madrid y Nueva York.

Las raíces ourensanas de Carmen Martín Gaite no fueron anecdóticas en su obra. "Carmiña" la llamaban en San Lorenzo de Piñor (Barbadás), donde su tío Vicente Gaite ejercía como médico y a donde la consagrada escritora regresaba cada verano. Pero Carmiña también fue en su Salamanca natal, en Madrid e incluso en el Nueva York en el que pasó largas temporadas. Lo cuenta el ourensano David González Couso, estudioso de la autora que descubrió en el instituto y que publica ahora "El rastro del verano". La huella gallega de Carmen Martín Gaite está en obras como "Retahílas", cuya protagonista, Eulalia, es el álter ego de ese último rastro del verano de Gaite: Eulogia Sánchez Vázquez, la última dueña del pazo de Lemos, amiga íntima de la escritora y recientemente fallecida. 

La Galicia mágica de "Retahílas" y otros libros de Gaite se verá hoy a las 21,30 horas en la pantalla de TVE2, con el estreno del documental "La Reina de las Nieves", dirigido por Mariela Artiles. Hay más. Cuando se cumplen dos décadas de la muerte de Carmen Martín Gaite, el Concello de Barbadás prepara–con la investigación de González Couso–una ruta literaria por los paisajes y lugares que la joven Carmiña reflejó en obras como "Retahílas", "Las Ataduras" o "Pastel del diablo".

"En los viajes que realizó de niña a su pueblo de Ourense se refleja un espacio más abierto, más libre, que el salmantino. Pasa a esa magia. Empieza a experimentar su imaginación. Está su madre, todo lo que ella le inculcó. Ser una ourensana fuerte, ser mujer. Se decía que Galicia era una matria. Esa fuerza inculcada fue parte de su vida", dice la cineasta Mariela Artiles, que descubrió a Carmen Martín Gaite por su abuela y encontró sus primeros libros taducidos al inglés, cuando vivía en Inglaterra. Aquello fue una sorpresa. "Era muy avanzada para ser de la época de mi abuela, me llamó la atención. Una artista", dice Artiles.

coneulogia

Carmen Martín Gaite junto a Eulogia Sánchez Vázquez, en 1943. 

David González Couso, con décadas de investigación de la escritora a sus espaldas, dice: "No he encontrado a nadie que no la llamase Carmiña". En "El rastro del verano", disponible ya en librerías y en cuya edición colabora el Concello de Barbadás, desgrana la infancia y adolescencia de Gaite en San Lorenzo de Piñor, aunque también se explican diversos itinerarios de lectura de la autora con otros lugares que fueron importantes en su trayectoria. Lo más interesante es la ruta literaria que el Concello de Bardadás prepara. "Son las casas y lugares de la autora. Donde veraneaba en el campo de Roma, el Pazo de Lemos, el monte Loureiro, A Piteira...", cita González Couso.

Este profesor, que estudió filología, leyó a Carmen Martín Gaite por primera vez en el instituto. "Caperucita en Manhattan". "Fue de una manera casual. Me hice lector de Carmen y cuando murió había visto en La Región una semblanza que hicieron sobre ella destacando su ascendencia ourensana. Si ya era lector, saber que tenía raíces aquí me llevó a investigar sobre ella en la universidad. Hasta hoy". 

Te puede interesar