Ourense

El viaje en tren a Madrid se acortará 50 minutos antes del mes de abril

Ourense

La llegada del AVE

El viaje en tren a Madrid se acortará 50 minutos antes del mes de abril

Punto de encuentro entre la vía convencional de Zamora y el ramal del AVE en la estación de Taboadela. (Foto: Carlos Tavares)
photo_cameraPunto de encuentro entre la vía convencional de Zamora y el ramal del AVE en la estación de Taboadela. (Foto: Carlos Tavares)
El trayecto se acortará en 50 minutos tras la implantación del ERTMS-2 en los dos tramos que unen Pedralba, Zamora y Olmedo

Los trabajos de verificación de los 110 kilómetros que separan la estación de Zamora del cambiador de ancho de Pedralba de la Pradería se aceleran. Mientras, se concluyen las pruebas para implantar el sistema ERTMS de nivel 2 en los 95 kilómetros de línea entre Olmedo y Zamora. En este tramo de 95 kilómetros, que fue inaugurado en diciembre de 2015 bajo el control de Asfa digital, se están concluyendo ya las pruebas de seguridad con circulaciones sistemáticas de trenes para verificar el funcionamiento del nuevo sistema.

Dichas pruebas se realizan fuera del horario de circulación comercial. La estimación, que todavía no es oficial, es que los Alvia entre Galicia y Madrid puedan circular por este tramo a 250 kilómetros por hora, que es su velocidad máxima, a partir de mediados del próximo mes, gracias a la implantación del sistema ERTMS de nivel 2.

Zamora-Pedralba


Entre Zamora y Pedralba se están realizando las auscultaciones dinámicas de catenaria y vía, operaciones previas a las pruebas con el ERTMS-2 y a las pruebas de seguridad con trenes comerciales que requerirán de un número importante de recorridos entre Zamora y Pedralba por ambas vías y probando todos los sistemas, una fase que supondrá entre 12.000 y 15.000 kilómetros de rodaje por el nuevo tramo antes de que se entregue la documentación con la que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria dará vía libre al tramo para que se inicien las pruebas comerciales por parte de Renfe y la habilitación de los maquinistas para circular por el mismo.

Se calcula que antes de finalizar el primer trimestre de 2020, el nuevo tramo, entre Zamora y Pedralba estará operativo para que los trenes diurnos que unen Galicia y Madrid puedan mantener su velocidad máxima de 250 kilómetros por hora desde Madrid hasta Pedralba ahorrando cincuenta minutos de viaje y poner, en el tren más rápido y con menos paradas, Ourense a poco más de tres horas y media de Madrid.

Para cuando esté concluida toda la línea y circulen por ella los trenes de alta velocidad, podrán desarrollar su velocidad máxima, de 330 kilómetros por hora, en el caso de los AVRIL de rodadura desplazable, quedando margen hasta los 350 kilómetros para los que fue diseñado.



Días clave en los trabajos entre Taboadela y Ourense

Copasa, Cosfesa, Civis Global y Taboada y Ramos, las cuatro empresas que tienen a su cargo los dos contratos con los que se está adaptado la vía convencional entre Taboadela y Ourense para que puedan circular trenes de alta velocidad, apuran al máximo los trabajos sobre ese tramo de la línea.

Tienen hasta el 28 de noviembre para dejar listas aquellas tareas que no pueden ser realizadas únicamente en horario nocturno o cuya ejecución requeriría un corte de la circulación, como es el caso de la instalación de desvíos en la estación de Taboadela y la conexión del ramal que conecta la línea de alta velocidad con la línea general en Taboadela. Los avances ya son visibles en varios puntos del trazado, como  el cambio de balasto, la implantación de las traviesas de tipo dual para tres carriles y los carriles. Un proceso que avanza en sentido Ourense-Taboadela y ya superó el paso por el polígono industrial de San Cibrao. 

La nueva vía tiene todavía dos carriles, en vez de los tres que hacen falta para que puedan circular indistintamente trenes de ancho convencional y de ancho estándar de alta velocidad,  a la espera de que se realice el bateo del balasto con el que se asiente definitivamente la vía.

Más en Ourense