ECOAGRO

Dueños de castaños se unen para recuperarlos en A Veiga

Soto de castaños de A Ascensión, en Prada (A Veiga).
photo_camera Soto de castaños de A Ascensión, en Prada (A Veiga).
Propietarios de sotos en Riomao y Prada logran reunir seiscientas parcelas y cien hectáreas

El minifundismo en un serio problema en Valdeorras, al igual que en el resto del territorio gallego. A Veiga, donde se dan casos de sotos con solo dos castaños, no escapa del mal. Esta situación es la que quieren cambiar tres de sus núcleos: Prada, Riomao y San Fiz, decidiendo hace un año ponerse a trabajar para erradicarlo de los sotos de castaños. 

Los tres apostaron por su constitución como entidades sin ánimo de lucro, un objetivo que ya consiguieron las asociaciones para la Recuperación de Soutos da Parroquia de Prada y la de Propietarios de Soutos de Riomao. Sus socios reúnen 593 parcelas (203, Prada y 390, Riomao) que ocupan una extensión de 106 hectáreas (58, Prada y 48 Riomao). El tercero, San Fiz, aún está en una etapa muy inicial.

El alcalde veigués, Juan Anta, agradeció el apoyo que recientemente recibió de la conselleira de Medio Rural, María José Gómez, para sacar adelante un proyecto que dividió en tres fases: levantamiento topográfico, recuperación de caminos y saneamiento de los castaños y, finalmente, explotación conjunta. Todo ello con un objetivo: “A recuperación integral de San Fiz, Prada e Riomao, unha zona das máis bonitas do Concello”.

La constitución como asociaciones es un paso obligado para posteriormente constituirse como agrupaciones de gestión conjunta, una figura que contempla la Lei de Recuperación de Terras de Galicia. Este trámite permitirá su acceso a ayudas y subvenciones de la Administración para el arreglo o limpieza de caminos o sendas.

Hugo Rodríguez es director técnico de Ametlam S. L., la sociedad que se interesó por sacar adelante los proyectos de los sotos de los tres núcleos y que mantiene un contacto permanente con los vecinos. El técnico resumió el objetivo del proyecto: “Recuperar os soutos, moitos deles abandoados dende fai anos”. Añadió que en estos momentos el proyecto se encuentra en una fase de estudio de la propiedad, una labor que puede llevar meses, dada las diversas circunstancias que rodean a cada uno de los terrenos incluidos en este proyecto.

Aplicar tratamientos en unos sotos muy afectados por plagas y enfermedades y ponerlos a producir castañas son dos objetivos previos a su gestión como una única parcela. Todo ello sin descartar que, más adelante, los propietarios puedan unirse para una comercialización conjunta de la producción. Juan Anta resaltó la importancia de un proyecto centrado “na explotación conxunta dos montes. A Lei de Recuperación de Terras de Galicia é unha ferramenta importante”.

Aunque el proyecto aún está en una fase inicial, los propietarios de sotos de Prada ya se beneficiaron del desbroce de viejos caminos en los toso.

Te puede interesar