La Región

REPORTAJE

Paseo en tren por la Galicia más auténtica

Las rutas de los trenes turísticos se escapan de los tópicos de sol y playa, de las grandes ciudades y de los destinos multitudinarios para descubrir los rincones más bellos del interior

Ruta por Galicia a través de los trenes turísticos (MIGUEL ÁNGEL).
Ruta por Galicia a través de los trenes turísticos (MIGUEL ÁNGEL).
Paseo en tren por la Galicia más auténtica

No son ni los más rápidos ni los más lujosos. Se encuentran en las antípodas de lo que hoy día se considera un servicio ferroviario moderno. Pero su éxito es indiscutible. Con un grado de ocupación que supera el 93 por ciento, los trenes turísticos de Galicia se han convertido en uno de los productos más llamativos del turismo alternativo que existe en España y en Europa, que atrae a viajeros de toda España y de otros 17 países del mundo. Desde que iniciaron su andadura en el verano de 2013, los trenes turísticos de Galicia han ido aumentando el número de rutas y extendiendo sus recorridos por el calendario desde junio a octubre. 

La clave de su alta ocupación y un grado de aceptación que se acerca al cien por cien por parte de sus usuarios está en la acertada elección de las rutas y la combinación de distintos modos de transporte que permite a los usuarios disfrutar de un viaje en tren por paisajes de excepcional belleza  y vivir experiencias en una Galicia que está lejos de los grandes circuitos turísticos: la ruta de los faros, o las seis rutas por las denominaciones de origen de los vinos gallegos son buen ejemplo de ello.

El sábado pasado cotrenes turisticosmenzó su séptima temporada, con una oferta de 57 viajes, repartidos en 12 rutas, siete de ellas por la provincia de Ourense. Renfe Operadora utiliza para estas rutas los pequeños trenes de la serie 596 que tienen su base en la estación de Ourense. Denostados en otras regiones como Aragón por considerarlos anticuados, en Galicia funcionan con excelentes resultados en sus servicios ordinarios y también en los turísticos. Construidos al final de la década de 1990, estos pequeños automotores de un solo coche son fruto del reciclaje de una serie de automotores anterior, la 593, fabricada quince años antes.

Desde la estación de Ourense parten cinco de las doce rutas, todas ellas dirigidas a mostrar el paisaje vitivinícola de la Galicia interior: Vino y Ribeira Sacra del Miño inicia su andadura mañana sábado. El viaje en tren se realiza hasta Monforte y luego se combina con traslados en autobús para visitar el monasterio del Divino Salvador de Ferreira de Pantón, tiempo libre en Escairón, visita a una bodega en Belesar y viaje en catamarán por el Miño, con regreso a Ourense en tren desde la estación de Canabal.

El tren sale de la estación de Ourense a las 9:45 pero Renfe ofrece billetes combinados para quienes deseen iniciar su viaje desde Vigo o desde Santiago, por el mismo precio: 45 euros para adultos y 20 para niños.


Miño y Sil


La Ribeira Sacra es el destino más visitado por los trenes turísticos. Además del que recorre su subzona del Miño, un segundo tren realiza la visita a la subzona del Sil, con salida también desde Ourense hasta la estación de Canabal, desde la que los viajeros son trasladados en microbuses a Doade. Allí se suben al tren turístico Aba Sacra, visita a una bodega, con degustación de Vino y posterior traslado hasta Monforte donde disponen de tiempo libre para comer, pero antes visitan el centro de interpretación del vino de la Ribeira Sacra donde se les ofrece una nueva degustación de vino. Por la tarde, viaje en tren hasta la estación de Santo Estevo, ruta en catamarán por los cañones del Sil, visita al monasterio de Santo Estevo, con queimada, visita a Os Peares y regreso en tren desde esa estación hasta Ourense. 

Un tercer itinerario combina Ribeira Sacra y Valdeorras. Sale de Ourense a la estación de Santo Estevo, donde los viajeros son trasladados hasta el embarcadero en el que emprenden una ruta en catamarán por los cañones del Sil. A continuación, desde la misma estación prosiguen viaje hasta A Rúa de Valdeorras. Allí disponen de tiempo libre para comer, visitan el Santuario de As Ermitas en O Bolo y luego una bodega de Valdeorras en A Rúa, antes de regresar en tren a Ourense, con parada en Os Peares para conocer su aula del tren y este singular enclave que se reparten cuatro municipios de dos provincias.

El viaje Ribeira Sacra-Valdeorras es, tal vez el más atractivo por la belleza extraordinaria del paisaje fluvial que recorre esa línea fertrenes turisticosroviaria, primero a orillas del Miño hasta Os Peares y luego por la del Sil hasta A Rúa, por la combinación del recorrido en catamarán y la visita de uno de los santuarios más notables de la arquitectura religiosa de la Galicia rural como es As Ermitas y por la posibilidad de degustar un buen Godello de Valdeorras. El primer viaje del tren de Ribeira Sacra-Valdeorras sale de la estación de Ourense el 15 de junio a las 9:45 de la mañana.

El  primer tren del vino de Monterrei sale de la estación de Ourense el 29 de junio a las 9:25, con destino A Gudiña. Un autocar los lleva desde esta estación hasta el castillo de Monterrei, donde tomarán contacto con los vinos de esa denominación de origen, además de visitar una de las fortalezas con más historia, cuna de la imprenta en Galicia. La experiencia enoturística se complementa con la visita a la bodega Gargalo, al pie del castillo, donde habrá una nueva degustación, y luego el traslado hasta Verín donde los viajeros tienen tiempo libre para comer y visitar la villa con más fuentes de agua mineral para bebida que existe en Galicia. La siguiente parada será Allariz, con visita al recinto del Festival Internacional de los Jardines, traslado a la estación de Baños de Molgas, donde habrá una visita al museo de Moncho Borrajo y regreso en tren a Ourense.

La quinta ruta que sale de la estación de Ourense-Empalme sigue el Miño aguas abajo y se para en Arbo. Es una ruta que combina la visita a la región vitivinícola de O Condado, en Rías Baixas y Ribeiro. En Arbo además de visitar una bodega, los viajeros podrán ver las pesqueiras de lampreas desde el puente internacional que cruza a Melgaço. En tren viajan de Arbo a Ribadavia, donde disponen de tiempo libre para comer, visita al museo del vino y posteriormente al parque arqueológico de San Cibrao de Las. La excursión se complementa con una visita a la estación de Santa Cruz de Arrabaldo donde se encuentran los museos del traje tradicional gallego y el de automovilismo. Desde esta estación, regresan en tren a Ourense.

Hay dos rutas más que tienen como destino la provincia de Ourense, aunque sus trenes salen de la estación de Santiago. La primera de ellas es la ruta de los monasterios. El primer tramo en tren es desde Santiago a Vedra-Ribadulla, desde donde los viajeros son trasladados en autocar hasta el pazo de Oca, con visita a sus jardines. A continuación visitan el monasterio de Carboeiro y desde Bandeira retoman el tren para llegar a O Carballiño, donde visitan el templo de la Vera Cruz, disponen de tiempo libre para comer y por la tarde visitan el monasterio de Oseira. Completan la visita con el uso de las instalaciones del balneario de Caldas de Partovia y regresan a Santiago desde O Carballiño.

La segunda, con salida a las 8:45 desde la estación de Santiago, hace la primera parada en Vedra-Ribadulla para visitar los jardines del Pazo de Oca y luego desde esa misma estación retoman el tren hasta Ourense. Es el tren Ourense Termal, que les lleva luego a las termas de Outariz para disfrutar de sus instalaciones, luego tiempo libre en el centro de la ciudad para comer y por la tarde visita guiada al casco histórico y catedral y regreso a la estación para retornar a Santiago.

Las cinco rutas restantes tienen su salida desde las estaciones de Ferrol, Santiago, A Coruña y Pontevedra. Desde la ciudad departamental sale una de las más atractivas propuestas de este programa. La ruta de los faros, que combina un viaje en tren de vía estrecha que discurre por la cornisa cantábrica gallega, con visitas a los puntos emblemáticos de esa costa: Cabo Ortegal, Serra da Capelada, San Andrés de Teixido, Estaca de Bares, Ribadeo, Playa de las Catedrales y regreso en autocar a Ferrol.

Desde A Coruña sale el tren de los caminos a Compostela, con visita al monasterio de Sobrado dos Monxes, recorrido de 2 kilómetros a pie por el camino del Norte, visitas a Guitiriz, Sarria, Samos, Lugo y su muralla y regreso. Pontevedra es la estación de partida de la ruta de la Lamprea, con paradas y visitas a Tui, Salvaterra, As Neves y Arbo. 

Por último, desde Santiago salen las dos rutas restantes. La primera para visitar los Pazos y jardines históricos de Galicia, con parada en  el de Rubianes, el castillo de Soutomaior y el Pazo de Lourizan y regreso desde Pontevedra; y la del vino de Rías Baixas, con parada en Vilagarcía, visita a una bodega de la zona de O Salnés, parada en Vigo, viaje en barco a la isla de San Simón y regreso desde Vigo.