Ourense

Incendios en Ourense: Arde en tres días el doble de superficie que la suma de los últimos dos años

Ourense

Incendios en Ourense

Incendios en Ourense: Arde en tres días el doble de superficie que la suma de los últimos dos años

Doce incendios permanecían activos en la provincia tras calcinar más de 8.000 hectáreas y cebarse con el parque de O Xurés y el Macizo Central 

Doce incendios permanecían activos este lunes -uno se propagó desde Zamora hasta A Mezquita- en la provincia y Medio Rural decretó el nivel de alerta 2 en dos aldeas de Vilariño de Conso (Soutogrande y Soutelo) ante la cercanía de las llamas a las viviendas. Amenazaban con obligar al desalojo de los vecinos. La alcaldesa, Melisa Macía, aseguraba que el viento dificultaba la extinción.

Las llamas calcinaron en solo tres días más de 8.000 hectáreas de monte arbolado y raso (el último balance oficial sumaba 7.866, pero seguía aumentando), más del doble de todo lo ardido los años 2018 y 2019 juntos.

Los sucesivos incendios dejaron estampas difíciles de olvidar entre vecinos de Cualedro, Rairiz de Veiga, Vilar de Barrio o Lobios, en los que  se desplegaron los soldados de la Unidad Militar de Emergencias. En los dos primeros concellos, Medio Rural desactivaba la alerta 2 , pero los residentes continuaban con el miedo en el cuerpo tras pasearse las llamas entre viviendas y granjas ganaderas. "No dormí en toda la noche. Tenía el fuego rodeando la granja y hubo un momento en que saqué las vacas y ovejas porque creí que ardían", recordaba un ganadero de Cualedro. En este lugar, el fuego obligaba en la tarde de ayer a cortar puntualmente la autovía A-52. 

Un centenar de aeronaves (entre aviones y helicópteros), además de otras tantas brigadas forestales apoyadas por 80 coches motombombas y 10 palas trabajaban sin descanso para dar por controlados no solamente el incendio de Cualedro (1.300 hectáreas), sino también los dos registrados en el parque natural de O Xurés -Muíños y Lobios-que afectaban a 2.006 hectáreas, además del de Rebordechao (Vilar de Barrio), con otras 700 hectáreas; Rairiz de Veiga (300); Vilariño de Conso (2.000); Vilardevós (300); Laza, con 60; Manzaneda (320), y Chandrexa (500). Los efectivos daban por estabilizados (ardían sin propagación) en la tarde de ayer los de A Gudiña y Muíños, y controlado el de Maceda, que calcinaron 286 hectáreas.

CUALEDRO (LAMAS). 14/09/2020. OURENSE. Incendio en el concello de Cualedro con varios focos en diferentes localidades como Carzoá, Cualedro ou San Martiño. FOTO: ÓSCAR PINAL

Autovía A52 cortada a la altura de Cualedro

La provincia amaneció ayer bajo un densa humareda, que muchos de los afectados por las llamas confundieron con nubes que podían descargar lluvia, tal y como habían anunciado los servicios meteorológicos. Pero la ansiada agua no hizo acto de presencia. "Parece que vai chover de noite", vaticinaba un residente de Cualedro, puntualizando que "de non chover, este lume non hai quen o apague". El argumento era compartido por el vecindario de Lobios, que lleva dos días observando cómo el fuego devora el epicentro de su parque natural. La alcaldesa, María del Carmen Yáñez, lamentaba el incendio porque "está causando un dano incalculable", dijo.

Despliegue policial

Guardia Civil,  policías autonómicos, agentes forestales y medioambientales recorrían el monte con el objetivo de hallar pruebas que permitan esclarecer las causas de los incendios. En la Guardia Civil declinaron ayer hablar abiertamente sobre las causas de los sucesivos fuegos en la provincia. Quien sí lo hizo fue el conselleiro de Medio Rural, José González, que por la noche se desplazaba a Vilariño de Conso, donde seguía la situación 2. "A intencionalidade é  clara nun 90% dos lumes. Os autores buscan o momento e o lugar perfecto para prender", aseguró. 

Recomendaciones del CHUO contra el denso humo

El jefe del Servizo de Neumoloxía del CHUO, el médico José Abal, recomendaba a la población ante el persistente e intenso humo en el ambiente a causa de los incendios "manteñer as xanelas e portas da vivenda pechadas e, na medida do posible, non saír ao exterior nas áreas con maior concentración de fume. Especialmente, recoméndase evitar o fume intenso a mulleres embarazadas, nenos de corta idade e persoas con enfermidades crónicas, moi especialmente ás que padecen patoloxías respiratorias ou de corazón, máis susceptibles á descompensación do seu es estado xeral de saúde".

En Urgencias, tanto del CHUO como del Hospital de Verín, se trabajaba ayer "con los parámetros de días anteriores".

Los fuegos alientan las críticas políticas

La oleada de incendios durante este pasado fin de semana en la provincia desencadenó un aluvión de críticas políticas. 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se alineó con su conselleiro de Medio Rural, y sostiene que la mayor parte de los fuegos son provocados. "A intencionalidade de los incendios en Galicia ya es un clásico", aseguró el jefe del Ejecutivo gallego, al tiempo que defendía el trabajo de los efectivos de extinción en defender a los vecinos y sus propiedades, "algo que estamos consiguiendo".

Los representantes de los partidos de la oposición esgrimen otro argumento. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón,  solicitó la comparecencia del conselleiro de Medio Rural, José González, en el Pazo do Hórreo para que explique por qué los incendios están afectando a municipios que "ano tras ano son pasto das lapas sin que se tomen medidas". La nacionalista urgió un cambio en las políticas forestales y pide al Gobierno gallego que no se "escude" en culpar a los incendiarios.

El secretario del PSdeG y portavoz de los socialistas en el Parlamento Autonómico, Gonzalo Caballero, lamentó la proliferación de los incendios en los montes de la provincia y considera que la política antiincendios de la Xunta "é insuficiente. Hai que esperar a que chova para ter garantías de que non vai arder", lamentó, insistiendo en que la política contra los incendios  debería ser "una prioridade". A entender del socialista, Galicia carece en la actualidad de "unha auténtica  política de prevención dos lumes".

Mientras, el grupo político En Marea, que no obtuvo representación en el Parlamento autonómico en las pasadas elecciones, solicitó la dimisión del director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto por sus palabras en un medio de comunicación, en el que, según el partido político, aseguró que la actividad incendiaria durante este fin de semana en Ourense "ya se esperaba". En Marea considera una "irresponsabilidade" este argumento mientras el fuego está afectando a millares de hectáreas.

El portavoz del PP en el Pazo do Hórreo, Pedro Puy, recordó que se están poniendo todos los medios diponibles para identificar a los incendiarios para que "paguen" por el daño que hicieron durante este fin de semana en los montes ourensanos. Anunció que su grupo impulsará la creación de un centro integral avanzado de lucha contra el fuego, que será dotado de profesionales.