Ourense

"¿Black Friday? Lo hacen todos, así que hay que hacerlo; si no vendes"

Ourense

Comercio

"¿Black Friday? Lo hacen todos, así que hay que hacerlo; si no vendes"

Uno de los establecimientos del Paseo, con ofertas en el escaparate. (MARTIÑO PINAL)
photo_cameraUno de los establecimientos del Paseo, con ofertas en el escaparate. (MARTIÑO PINAL)
El pequeño comercio se rinde a la nueva moda pero dividido entre los que alargan toda la semana o se centran en el viernes

El Black Friday está instalado en las calles de Ourense, reconvertido en "Black Week" y, en el caso de grandes cadenas, incluso más alargado. El pequeño comercio ha sucumbido a esta fecha importada hace apenas un lustro desde Norteamérica. La división entre el comercio minorista es si centrarse tan solo en el propio viernes a la hora de hacer descuentos o sucumbir a extenderlas toda la semana.

"El problema es que mucha gente ya no compra toda la semana y parte de la anterior si sabe que el viernes tendrá descuento", apunta Sandra Ferro, presidenta de la asociación Comercio Vivo de Ourense. Hay gente que prefiere vender toda la semana con 30% de descuento que no vender nada". 

"Nosotros haremos el Black Friday solo el propio día, ofreceremos un 21% de descuento en el segundo producto. Lo haremos el propio día, al final si no lo haces quedas marginado, pero no haremos semana Black Friday. Algunos piensan que si no regalas las cosas la gente no entra. Esto no es cuestión en saldar, si saldas siempre, es el principio del fin. Cada vez el precio es más ajustado para poder competir. ¿Cómo le explico al cliente que compró la semana pasada si hago Black Week esta semana? ", reflexiona  Moncho García, en Varela Íntimo.

"No hay otra posibilidad", apunta Luis Rivera, presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Centro. "Asumimos, aunque nos fastidie,  el Black Friday, viene con mucha fuerza, no podemos quedarnos fuera. Pero siendo, como es, un evento ajeno. Por eso, más ahora que nunca, reivindicamos como fiesta propia la Shopping Night", precisa Rivera. Aunque no hacemos nada específicio, sí que apoyamos los descuentos de los asociados". Y añade: "Cada vez se extiende más, y la gente lo tiene muy interiorizado. La gente ya viene preguntando... Toca asumirlo, porque pasa el tren y si no... Ya no es Black Friday, Black Monday..." 

Beatriz Gómez, presidenta de la Federación de Comercio, sostiene que "hay que asumirlo, porque te lo imponen, pero no es beneficioso para el pequeño comercio".  Cree que es sintomático que "todos se unan, porque si el comercio estuviera muy boyante, no tenía esa necesidad de agarrarse a un clavo ardiendo".  Además, recuerda el top manta: "Eso es un Black Friday continuo". 


Obligación


"Las tiendas se ven obligadas, llevamos semanas malísimas, y si todo el mundo hace Black Friday, qué haces. No es que lo quieran hacer, es que no hay otra alternativa", apunta Ferro. Cree que la fecha, que es una semana más tarde que el año pasado, es la peor posible." "No hemos hecho nada todo el mes, y en un día no vamos a recuperar". Falta lo de siempre, la unión para usar una estrategia común. "Luego dirán: protestan pero bien que lo hacen. Pero qué haces... Soy crítica, pero entiendo a quien lo hace".

No son pocos los comercios pequeños que ya anuncian descuentos toda la semana. Es el caso, por ejemplo, de una zapatería de la rúa da Paz, donde ofrecen el 10% toda la semana: "Lo hace todo el mundo y hay que hacerlo, si no no vendes. 


Repunte del empleo y trucos para no ser víctimas en la red


El empleo de cara a la campaña de Navidad empieza a notar el repunte ya por el Black Friday. Así lo certifican agencias de trabajo temporal como Randstad o Adecco, que sitúan entre 120 y 200 los empleos que se generarán durante estos días, con una ampliación respecto al año pasado de en torno a un 10%. Principalmente,  ¿Empleo? "Los puestos de trabajo, que ya se enganchan con Navidad, son en las grandes cadenas, logística...", indica Luis Rivera. "A ver quién de los pequeños contrata personal por el Black Friday", añade Gómez. 

Los puestos de trabajo se generarán, principalmente, en los sectores de comercio y logística y transporte, directamente relacionados con el incremento del consumo durante este periodo. En este sentido, según Randstad, Ourense será la tercera provincia con mayor incremente de contrataciones respecto al Black Friday del año pasado, solo por detrás de Segovia y Teruel. 

Otra historia es que el 34% de los gallegos que compran productos en esta época compra lo que no necesita, según el estudio presentado por el portal web Milanuncios. Las grandes cadenas ofertan la posibilidad de comprar y devolver sin coste hasta el próximo mes de febrero, lo cual facilita que muchos se lancen este viernes a las calles en masa, con mucha mayor influencia que años anteriores.

En la rúa do Paseo, las grandes cadenas comenzaron ya, en su mayor parte, con las ofertas el pasado día 22 y las extenderán hasta el día 1 o incluso el 2 de diciembre. Este Black Friday engancha, en algunos casos, con los descuentos de mid-season que se venían ofertando, lo que demuestra que hoy la competencia es feroz. La mayoría de tiendas grandes ofertan entre el 30% y el 50% de descuento.

En cuanto a las compras online, el Colexio Profesional de Enxeñería Informática de Galicia recomienda tanto para el Black Friday como el Cyber Monday "o sentido común, fuxir das gangas e usar webs de confianza". El presidente del Colegio, Fernando Suárez, señala que la clave es " que a dirección comece por HTTS –o 's' significa seguridade–, e mostre un cadeado na barra de direccións, sinais  que garanten que os datos persoais ou bancarios que se transmiten están cifrados e encriptados e polo tanto a información é segura".