Ourense

Clamor por la movilidad provincial, que ya es efectiva en los concellos limítrofes

Ourense

REPORTAJE

Clamor por la movilidad provincial, que ya es efectiva en los concellos limítrofes

Luis Rivera, en su huerto de la localidad de A Gouxiña, en Carballiño (MARTIÑO PINAL).
photo_cameraLuis Rivera, en su huerto de la localidad de A Gouxiña, en Carballiño (MARTIÑO PINAL).
La Subdelegación aclara: vecinos fronterizos pueden cambiar de provincia para comprar lo que en la suya esté más lejos

La movilidad interprovincial sigue estancada. La Consellería de Sanidade volvió a solicitar esta medida, aludiendo a la situación epidemiológica semejante en las cuatro provincias gallegas, pero el ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue claro: "Es una medida de precaución que está funcionando bien". Ante el rechazo del Gobierno, que se abrió ayer a reconsiderar esta medida antes de que termine el estado de alarma, crecen las voces que piden un alivio que de momento solo ha llegado para concellos colindantes con otras provincias. La Subdelegación del Gobierno dio luz verde a desplazamientos en los 24 municipios limítrofes con Pontevedra y Lugo si está justificado.

En un texto remitido al Concello de San Xoán de Río, que linda con Lugo, la Subdelegación aclara que no se encontrarían restringidos los desplazamientos entre provincias "cuando la distancia a un concello de la propia provincia en la que acceder a servicios o suministros sea mayor que el colindante, aunque pertenezca a otra". También recuerda que se puede viajar por la N-120 a Valdeorras aunque pase por Lugo.

Los vecinos de Beariz podrán ir a la gasolinera de la vecina Pontevedra y los del norte de San Xoán de Río podrían acudir a Quiroga a hacer las compras, entre otros ejemplos. Solo habrá un requisito: portar documentación que lo justifique. San Xoán de Río ha ofrecido ya una "green Card" (tarjeta de residencia) a modo de justificante. 

PETICIONES

 La presidenta de la CEO, Marisol Nóvoa, coincide con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en que debe permitirse el libre tránsito entre provincias en Galicia: "Para hostelería y turismo sería muy bueno, permitiría aprovechar esa ventana sanitaria que nos ofrece el verano, porque nadie sabe si habrá un rebrote en unos meses. Mucha gente de Galicia no saldrá fuera este año y buscará experiencias dentro de su propia comunidad, y eso hay que aprovecharlo. También el comercio puede aprovechar el tirón".

En el sector empresarial, más presión. Hace más de un mes que José Antonio Dorado retomó la actividad en Conyel, empresa que dirige desde hace más de 30 años en Bande, especializada en la impermeabilización. "Ando por todos sitios sen problema. O maior inconveniente que nos atopamos é que bares e restaurantes estaban cerrados e tiñamos que tirar de bocadillo", bromea el empresario, que ahora tiene obras en Celanova, O Carballiño y Trives, "e non damos abasto". Dorado cree que Galicia debería "funcionar como conxunto". 

"No poder transitar dentro de Galicia es absurdo", comenta el alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández. Explica que en las obras públicas "está trabajando gente que viene de fuera", pero son los únicos, con los consiguientes perjuicios días antes de comenzar el verano. "Hay gente mayor que está en A Coruña o Vigo y cuando empieza el calor viene aquí. Viven y consumen en A Rúa", dice, incidiendo en la "preocupación" de esta gente por el estado de sus segundas viviendas.



El estado de alarma atrapó a Luis Rivera en una aldea de Carballiño

Luis Rivera quedó atrapado sin apenas darse cuenta por el estado de alarma en A Gouxiña, una aldea de Carballiño con cinco vecinos, mientras su mujer y sus tres hijos están en Vigo. Rehabilitó una casa en este pueblo del que ahora no puede salir para reencontrarse con su familia mientras perdure la prohibición de desplazarse entre provincias. "Falamos todos os días pero estou desexando irme, estar aquí só é moi duro", explica.

Aún así, Luis Rivera (natural de A Touza-Maside) afirma que lo peor ya ha pasado, porque "na fase 0 por aquí non pasaba ninguén, a aldea estaba como morta e aquí solo paseino moi mal. Algunhas veces tiña que camiñar pola casa porque non podía permanecer sentado dos nervios que tiña". Además, reconoce que ha pasado miedo, "a que viñera calquera a roubar ou a toparme mal e sen ninguén ao meu lado".

El fin de semana del 13 al 15 del pasado mes de marzo parecía ser como otro cualquiera. Luis salía de Vigo el viernes por la mañana para encender la calefacción en su casa de A Gouxiña y su mujer y una hija viajaban por la tarde, pero "a miña filla ao día seguinte dixo que había que irse porque esto estábase poñendo moi feo. Eu decidín quedar ata o luns, e cando acordei xa non podía entrar en Vigo".  Desde entonces, el huerto ha sido su vía de escape, "teño de todo, nunca cultivei tanto", señala. Ahora se siente mejor, "desde que entramos na fase 1, xa empezou a vir xente paseando e eu a falar con algún veciño, porque só baixei ao Carballiño a comprar 4 veces desde que estou aquí";y ya más animado espera que se permita la movilidad este próximo fin de semana.

Ariana Blanco: “No entiendo cómo puedes ir a O Barco y no a Vigo”adira2_result

Ariana Blanco reside en Xinzo y trabaja en Ourense como "visual merchandising". Lleva sin ver a sus padres, afincados en Vigo, desde que se decretó el estado de alarma. Sí ha podido ver a sus abuelas con un permiso especial –precisaban de ayuda, una reside en Trasmiras y la otra en Sandiás-. Ariana no oculta las ganas de volver a ver a su madre. "Aunque yo vivo en Xinzo, antes no pasaba más de dos semanas sin ver a mis padres", cuenta la joven. "Mi tío es G30.05.11.CELANOVA.RECTORAL.ANSEMIL.JAVIER.TORQUATI.RECETAS.ALBARO.CUNQUEIRO.uardia Civil y tratamos de informarnos y preguntar si era posible que mis padres pudiesen venir de Vigo a ver a mis abuelas pero nos dijeron que no", añade. "No entiendo cómo es posible viajar hasta O Barco y no poder ir a Vigo que nos queda más cerca", dice.

Casas rurales: “Esperamos la apertura como agua de mayo”, dice Javier Torquati

El movimiento interprovincial es clave para un sector como el turismo provincial. Javier Torquati, propietario de la casa de turismo rural Rectoral de Ansemil (Celanova), reconoce que espera "como agua de mayo, y nunca mejor dicho", dicha apertura. "Aunque entendemos que la prioridad es la sanidad, creo que lo que pide la Xunta es de sentido común", matizaba Torquati, insistiendo en que "lo importante es el colectivo, solucionar el tema epidemiológico". El 70% de los clientes de la casa de turismo rural procede de la comunidad gallega, si bien en julio y agosto el porcentaje de gente que viene de fuera aumenta. "Ahora está empezando a llamar gente, tanto para el restaurante como para la casa de turismo rural, y sé que otras casas empiezan a tener reservas", apunta Torquati.

Estudiantes: Ana Estévez: "Tuve que comprar ropa. Solo tenía jerseys"_05282020_ana_universitaria_o_barco_result

Los universitarios también padecen la prohibición de movimiento interprovincial. No fue hasta el 19 de mayo cuando se levantó esta medida para recoger las pertenencias de sus pisos o residencias. Muchos, como Ana Estévez, dejaron allí ropa o apuntes, suponiendo que las restricciones durarían menos. Barquense y estudiante de Medicina en la USC, tuvo suerte y pudo recuperarlos a duras penas a través de una conocida. "Como tiene que trabajar en Santiago podía cambiar de provincia", explica. Se lamenta de la falta de reflejos de las instituciones: "Lo hicieron en plena época de exámenes". Aún no puede ir a por el resto de sus pertenencias. "Iré cuando acaben los exámenes, el 25 de junio; tuve que comprar algo de ropa, porque aquí solo tenía jerseys".