Ourense

La falta de espacios habilitados lleva las caravanas a los barrios

Ourense

turismo

La falta de espacios habilitados lleva las caravanas a los barrios

El número de autocaravanas aparcadas cerca de las zonas termales de la ciudad aumenta cada año.
photo_cameraEl número de autocaravanas aparcadas cerca de las zonas termales de la ciudad aumenta cada año.
Los vehículos comienzan a ocupar zonas residenciales de la ciudad, como algunas calles de O Couto

El área termal de la ciudad atrae cada vez más al turismo de autocaravanas, que todavía no cuenta con un espacio habilitado, un debate ya mantenido durante el pasado mandato y una asignatura pendiente del gobierno local. Las opciones contempladas en el pasado, tanto por iniciativa pública como privada y siempre en el entorno del Miño, no han fraguado. A falta de una zona específica, los vehículos campan a sus anchas en Outariz, O Muíño y O Tinteiro, e incluso llegan a ocupar calles residenciales de la ciudad, como ocurre en diversas zonas del barrio de O Couto. "Seguimos estudiando la construcción del área, es una necesidad en la ciudad y supone un problema para todos", señala Flora Moure, concejala de Turismo.

"A falta del servicio cámping de untes no tenemos nada preparado para este tipo de turistas en la ciudad", dice un vecino

Vecinos y turistas tienen claro que la demanda "se incrementa" cada verano, y echan en falta una respuesta municipal. "Deberían preparar un espacio, cerca del río, donde tenga servicio para desaguar y repostar agua", comenta José Antonio González, usuario de O Tinteiro. "Es una pena, a falta del cámping de Untes no tenemos nada para los turistas que llegan en autocaravana", recuerda el vecino de la ciudad Juan Pereira. Los ourensanos defienden la rentabilidad económica de la medida: "Si cobras un poco porque aparquen, nadie se va a negar, y supone un beneficio que ahora mismo no hay, porque todo, excepto las termas de Outariz, es gratuito". Pereira también reclama más limpieza en el área termal: "En O Tinteiro está todo lleno de zarzales, esto da una imagen muy mala para todos los que vienen aquí". 


“Nos tenemos que ir"


Los turistas que escogen este modo de viajar planifican su estancia en la ciudad ourensana a partir de información que encuentran en internet. Al llegar, valoran la situación. Algunos vacían el agua en gasolineras cercanas, mientras que otros optan por marcharse ante la falta de facilidades. 

"Vimos en los foros de internet que aquí no se cobraba y se podía estar, pero nos tenemos que ir porque no encontramos grifo para reponer el agua", explican Pedro y María, que vienen desde Valencia. Después de pasar una noche, la pareja decide marcharse a otra ciudad. "En la mayoría de ciudades españolas a las que hemos ido existe una zona habilitada, en Badajoz, por poner un ejemplo, tienen un espacio espléndido al lado del río", señalan. 

El número de autocaravanas aumenta exponencialmente estos días: el aparcamiento de Outariz, de O Muíño y de O Tinteiro están a rebosar. "Venimos desde hace cuatro años y nos ha chocado la cantidad de gente que hay este verano, es un problema porque si estamos aquí también impedimos que los vecinos de la ciudad aparquen cuando quieren venir a las termas", explican Catalina y Toni, que viajan desde Burdeos (Francia). En su caso, aparcaron en el área de O Tinteiro, que se queda pequeña durante los meses estivales para cubrir la demanda turística. "También hemos aparcado en la ciudad algún año", dicen.