Ourense

La hostelería ourensana se adapta al QR: "Dará seguridad a los clientes"

Ourense

Lucha contra el coronavirus

La hostelería ourensana se adapta al QR: "Dará seguridad a los clientes"

El registro es obligatorio desde el viernes, algunos bares de la ciudad ya cuentan con su código

Los bares ourensanos preparan estos días el registro de clientes a través de códigos QR, una de las medidas que entrará en vigor este viernes en Galicia con el plan de hostelería segura de la Xunta. Los negocios están obligados a colocar a la entrada del establecimiento su QR, acompañado de su aforo, con y sin restricciones. 

El sector se adapta a la nueva normativa, pero no sin cierto escepticismo. "Eu creo que a persoa que cumpría vai cumprir igual, teñas ou non que rexistrarte, e o que non cumpría, vai seguir na súa", explica Inés Vega, del bar A Cantina da Praza, en la Plaza de Abastos. "Yo creo que teníamos que hacer algo para cambiar, porque volver a abrir en los mismos términos que las últimas veces era casi asegurar que tendríamos que volver a cerrar en algún momento", apunta Beatriz Alcalá, de La Zapatería del Abuelo. "No creo que nosotros seamos el problema, pero es cierto que cuando abrimos hay más movimiento y también más posibilidades de que aumente la trasmisión", añade.

Por su parte, Billy Toribio, camarero del bar Miguel, que ya cuenta con su código QR, cree que la medida puede animar a los clientes: "Les da seguridad, además, al registrarse ya les aparece la normativa vigente en la hostelería. Varias personas ya se han registrado desde que la jefa colgó el cartel, parece que tiene buena acogida". 

El proceso: un "poco difícil"

Los hosteleros deben registrarse en la página coronavirus.sergas.gal para obtener el QR, lo que permite que los usuarios lean el código a través de la aplicación Passcovid de la Xunta. En caso de que haya algún positivo, de forma automática se envía un mensaje a las personas que compartieron espacio con el contagiado. "A mí me resultó bastante fácil, pero es cierto que estoy familiarizada con la tecnología", explica Beatriz Alcalá. Para obtener el QR, el hostelero tiene que aportar datos como su aforo o su código de turismo. "Si tienes los datos a mano, ayuda, pero si no... Nosotros claro que los tenemos localizados porque acabamos de abrir", comenta Alcalá. "Eu xa nin me acordo de si teño ou non ese código de turismo... Témolo que buscalo estes días", señala Inés Vega. 

Aunque para la hostelería es obligatorio disponer de un QR , así como colgarlo a la entrada del local, la clientela puede decidir si registrarse o no, lo que supone cierto alivio para aquellas personas de más edad que no están familiarizadas con la tecnología.

Ourense. 01/03/2021. Códigos QR en los locales de hostelería para que los clientes se registren al entrar,  una de las nuevas medidas en la reapertura del sector.
Foto: Xesús Fariñas

Entre las nuevas medidas, señalizar las mesas inhábiles o más controles 

El plan de hostelería segura, elaborado por la Xunta de Galicia, entrará en vigor este viernes en la comunidad. A la obligatoriedad de colocar el código QR en la entrada se le suman otras medidas como señalizar las mesas inhábiles, tanto en interior como en terraza, o disponer, en soporte físico, de la documentación acreditativa de las superficies utilizadas para el cálculo de aforos. 

El plan también incluye el aumento de los controles policiales para garantizar el cumplimiento de la nueva normativa. En los municipios sin Policía Local o con tres o menos efectivos en activo se realizará una visita semanal por local; mientras que en el resto de concellos, se realizarán dos visitas semanales por establecimiento. En fines de semana y días festivos, la Xunta establece medidas de especial vigilancia. 

“Non me parece lóxico"

"O de ter que sacar todas as mesas para despois indicar cales son se poden utilizar non o vexo claro... Eu podo poñer só tres mesas, e pola distancia xa se nota que o aforo está adaptado", reclama la hostelera Inés Vega. "Ao final son responsabilidades que recaen sobre nós, porque mira que non temos traballo como para ter que sacalas, identificalas...", añade.

Desde el bar Mundial de la Plaza Mayor indican que por su parte obtuvieron indicaciones contradictorias: "Un policía local nos dijo como colocar la mesa de malas maneras y a los 20 minutos otro nos dio indicaciones contrarias".

Te puede interesar
Más en Ourense