Ourense

Barrera: "Con el personal bajo mínimos, no quiero desatender a las víctimas. Ahora, la decisión es política, no técnica"

Ourense

entrevista

Barrera: "Con el personal bajo mínimos, no quiero desatender a las víctimas. Ahora, la decisión es política, no técnica"

María Barrera, intendente de la Policía Local
photo_cameraMaría Barrera, intendente de la Policía Local
La intendente de la Policía Local responde ayer al mediodía, un par de horas después de que Jácome la responsabilizase públicamente de la renuncia –al parecer, ya suspendida– del Concello a la vigilancia a mujeres maltratadas. 

La intendente de la Policía Local, María Barrera, responde ayer al mediodía, un par de horas después de que Jácome la responsabilizase públicamente de la renuncia –al parecer, ya suspendida– del Concello de Ourense a la vigilancia a mujeres maltratadas. 

¿Qué le trasladó al alcalde?
Puse en conocimiento –con un informe objetivo y descriptivo– una situación de precariedad importante en un tema muy sensible. Para que se tratase en junta local de seguridad y darle solución. Por obligación, por responsabilidad y porque soy mujer. La jefa de la Policía Local no se va a poner de perfil en este tema. No quiero desatender a las víctimas.  Lo que quiero es que ninguna quede desprotegida. Que no haya  fisuras. Pero no me han dado los medios.

¿Cuál es el escenario?
En 2006 entramos en el seguimiento y control de víctimas de violencia de género. La Policía Local tenía un 40% más de plantilla y había 4 agentes dedicados a esta tarea. Ahora tenemos un solo agente, con un protocolo más exigente –tiene que estar disponible las 24 horas del día los 365 días del año–. 

¿No se pueden mover a agentes?
El déficit no es solo en esta sección, y por ley hay servicios que hay que prestar sí o sí. Estoy bajo mínimos. El problema viene de lejos y se ha ido agravando por la falta de personal, que no se ha solucionado y va a peor. 

¿Cuántos agentes harían falta?
Para cubrir todos los turnos del servicio, un mínimo de 5 personas. 

¿Cuándo se entregó ese último informe a la Alcaldía? 
En verano. Pero ya se habían trasladado varios informes antes. Si yo no puedo asumir, de momento, este servicio en las mejores condiciones, mi obligación es informar de ello.

Pero la responsabilidad es política.
Es política. Los informes no son vinculantes. En varias ocasiones ya se había puesto en alerta al grupo de gobierno –el que fuese–, de que no podemos tener a solo una persona ahí.  No puedo mirar para otro lado. 

El Concello parece que va a recular. ¿Se seguirá haciendo un mal servicio a las maltratadas? 
El servicio no es el óptimo. Es insuficiente. El problema no es del agente encargado, que está haciendo un sobreesfuerzo tremendo, con un total compromiso. Pero tendremos que convocar plazas para dar un servicio como dios manda. Y eso ahora mismo no lo tenemos. Ahora, quien decide aquí es el político, no el técnico. Punto. 

Lo que sorprende es esta forma de gestionar el problema por parte del Concello. 
Mi obligación es hacer informes y propuestas. ¿Qué pasa? Ahora echamos la culpa a un técnico, sobre una decisión que se tomó... Ahora se van a jubilar tres personas más. ¿Qué hago? ¿Dejo la centralita desatendida? ¿No vamos a los accidentes de tráfico?

El alcalde parece que sigue tensionando su relación con la Policía Local. 
Sí. Sí. Qué quiere que diga. 

Parece que a Jácome no le importa demasiado manchar el nombre del Cuerpo. 
...Prefiero no pronunciarme.

Más en Ourense