Ourense

Dos nuevos brotes en Carballiño y Chandrexa elevan a 24 los contagios en Ourense

Ourense

Coronavirus en Ourense

Dos nuevos brotes en Carballiño y Chandrexa elevan a 24 los contagios en Ourense

Trabajo en un laboratorio especializado en el covid-19
photo_camera Trabajo en un laboratorio especializado en el covid-19
Dos positivos están relacionados con el viajero de Santo Domingo y cuatro casos son importados de Aragón y Cataluña

Ourense sumó este domingo seis casos más de coronavirus, todos importados y concentrados en dos brotes nuevos en la provincia: uno en O Carballiño con tres casos y originado a raíz del viajero que llegó de República Dominicana y otro en Chandrexa de Queixa, con cuatro casos procedentes de Aragón y Cataluña. En ambas situaciones, los contagios son del mismo núcleo familiar y se mantienen en aislamiento domiciliario de 14 días, con monitorización por parte del Sergas. La cifra total de contagios en la provincia ascendió a 24 casos respecto al parte del sábado.

Carballiño, tres casos

El de O Carballiño supone tres casos, el mínimo de contagios para considerarse un brote. Uno es el viajero de República Dominicana que cubrió el registro obligatorio de viajeros que llegan a Galicia y al que se le practicó una PCR preventiva por proceder de un país con alta incidencia de covid, arrojando un resultado positivo. Fue el primer hallazgo gallego del virus gracias al método de registro de entrada obligatorio para más de un centenar de países. A partir de este momento, el Sergas activó el protocolo y comenzó el rastreo de contactos estrechos y la práctica de PCR, que arrojaron dos resultados positivos más, dos mujeres del mismo núcleo familiar del viajero. También se practicaron más test en este entorno, que dieron resultado negativo. Con todo, tanto los tres afectados como los contactos estrechos negativos permanecerán en aislamiento domiciliario de 14 días en el concello de Carballiño.

Nuevo en Chandrexa de Queixa

Los otros cuatro casos nuevos de la provincia se concentran en un brote en Chandrexa de Queixa. También son personas de la misma familia, que llegaron de Aragón y Cataluña para su estancia temporal en Fitoiro, una aldea del citado concello ourensano. En este caso, la detección  fue a partir de que los afectados solicitasen asistencia sanitaria. El Sergas practicó las pruebas PCR a estas personas, dando ayer los resultados positivos en cuatro casos. Están ya en aislamiento domiciliario de 14 días y Sanidade continúa con el protocolo de rastreo de contactos directos con los contagiados. 

La aparición de los nuevos brotes en O Carballiño y Chandrexa de Queixa se suma a los activos en Baños de Molgas (tres afectados, con una mujer de 79 años ingresada y dos personas del entorno a seguimiento domiciliario) y el de Vilar de Barrio, que alcanza los nueve contagios, todos en cuarentena de 14 días en casa a excepción de un matrimonio nonagenario, que permanece ingresado en el CHUO. 

Negativos en Vilar de Barrio

Uno de los contagios de Vilar de Barrio es una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio del Concello, por lo que desde este ayuntamiento en seguida se activó un protocolo para cubrir mínimanete el servicio en los casos de más necesidad. Además, ayer Vilar de Barrio recibía una gran noticia: las 10 PCR practicadas en los últimos días a usuarios de este servicio de ayuda a domicilio arrojaron un resultado negativo. Con todo, seguirán con el aislamiento domiciliario pautado hasta que se cumplan los 14 días. Son mayores de los núcleos de Maus, Vilar de Barrio, Vilar de Gomareites y Penouzos, según informan desde el Concello de Vilar de Barrio, que mantiene su "parón" voluntario de servicios y actividades de ocio y cultura. El alcalde, Manuel Conde, aplaude el comportamiento vecinal, ya que asegura que "a maioría da xente está en confinamento voluntario" e incluso varios negocios–como supermercados–han vuelto a reducir su aforo hasta cuatro personas como máximo. Además, tampoco hay piscinas municipales  y volvió la cita previa para servicios del consistorio, que limita a una persona el aforo en las dependencias.

Cómputo global

El último parte del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco  implica 168 PCR más practicadas respecto al día anterior, con lo que ascienden a un total de 36.019 hechas en la provincia. El total de casos registrados en la provincia asciende a 2.051, con 1.896 curados y 132 fallecimientos. No hay ningún paciente en la UCI covid y permanecen ingresados la vecina de 79 años de Baños de Molgas y  la pareja de nonagenarios de Vilar de Barrio, el mismo número de ingresos que el día anterior. 

La eficacia del registro obligatorio de viajeros

El hallazgo del primer caso importado de coronavirus gracias al registro obligatorio de viajeros que llegan a Galicia desde un listado de comunidades autónomas (Cataluña, Aragón, País Vasco y La Rioja) y más de un centenar de países con alta incidencia de covid reafirma la importancia y eficacia de este método implantado por la Xunta. En el caso de la persona que llegó a Carballiño de República Dominicana, el protocolo permitió realizarle una PCR preventiva por aparecer en el registro como una llegada de un país con alta incidencia del virus, desde donde llegó asintomático. Gracias al descubrimiento de este positivo, se siguen rastreando sus contactos y ayer se dió con dos mujeres contagiadas de su entorno, en lo que ya constituye un brote en la villa del Arenteiro.

El Sergas recuerda la importancia de este trámite, un formulario en el que el viajero–ya sea turista o gallego que vuelve a su segunda residencia–debe cubrir en apenas unos minutos o por teléfono, indicando sus datos de contacto, procedencia, lugar y tiempo de estancia en Galicia. Esto permite mantener localizadas a las personas que llegan desde zonas de alta incidencia del covid en un listado que, además, puede ir actualizándose según la evolución epidemiológica de cada lugar. Portugal está incluido en el listado, aunque en la frontera hay una excepción: el viajero que habitualmente transita en la raia debe registrarse igual, pero solo es necesario en una ocasión. Basta con dejar vacía la casilla de regreso a Galicia. 

Los concellos piden seguir las indicaciones a los que llegan

La llegada del mes de agosto preocupa a los concellos ourensanos que por estas fechas reciben la llegada masiva de vecinos de segundas residencias, como puede ser el caso de Chandrexa de Queixa y O Carballiño. Los alcaldes recuerdan la importancia del registro de viajeros para mantener informado al Sergas de los movimientos de llegada de zonas con alta incidencia del virus.

Noelia y Adrián, de Cataluña, llegaron a sus segundas residencias de A Limia con el registro de viajeros obligatorio. "Es una buena medida. Sabiendo que Galicia aumenta considerablemente su población en verano con todos los que venimos de fuera, te das cuenta de que es mejor tener un control. Es un minutito de nada registrarse, hay que poner de nuestra parte", dicen estos jóvenes. 

Francisco Rodríguez, alcalde de Chandrexa de Queixa, es claro: "A preocupación miña é grande porque ata agora non chegou moita xente, é a partir de agosto cando están xa chegando os veciños de fóra". Con todo, llama a la "tranquilidade" de la población y, en permanente contacto con las autoridades sanitarias, asegura que "o brote está controlado, nun pequeno núcleo en Fitoiro no que só hai dúas veciñas e non temos constancia de que tiveran máis contactos. Seguen rastreando, pero está controlado", incide el regidor.

Con la aparición del brote en Chandrexa de Queixa, el protocolo de Política Social en colaboración con Sanidade, implicó la vuelta a la fase cero de la residencia de mayores del concello, que se blinda y restringe las visitas de familiares hasta nuevo aviso. Son 109 las residencias de mayores que hay en la provincia y ninguna registra casos positivos en los centros, pero el cambio de la situación epidemiológica del municipio en el que se encuentren implica una "marcha atrás" para garantizar la salud de los usuarios de estos centros.

La de Chandrexa de Queixa no es la única residencia que se blinda. Tampoco reciben visitas los usuarios de la residencia Ansuiña, en Baños de Molgas, municipio en el que se registró un brote de tres casos de covid.

El alcalde Carballiño, Francisco Fumega, también traslada un mensaje de "tranquilidade" a los vecinos, en un brote de tres personas que permanece controlado por las autoridades sanitarias. 

Ninguno de los citados concellos con casos nuevos prevé la cancelación de servicios o actividades, "de momento".