Ourense

El paso a paso de la vacuna

Ourense

Lucha contra el coronavirus

El paso a paso de la vacuna

vacunasao_resultado
photo_camera Una sanitaria ourensana de Atención Primaria recibe la primera dosis.
El 26 de diciembre, aterrizaron en España las primeras dosis de Pfizer/BioNTech. Al día siguiente arrancó la campaña de inmunización, marcada por un complejo dispositivo encargado de mantener la cadena de frío en todo momento.

La campaña de vacunación avanza silenciosa en la provincia. Desde su arranque, el 29 de diciembre, más de 11.000 ourensanos (un 3% de la población de la provincia) han recibido ya la primera dosis de Pfizer/BioNTech. El pinchazo, sin embargo, es solo uno de los múltiples pasos de la trazabilidad de la vacuna. 

El complejo dispositivo de llegada hasta la provincia está marcado por la temperatura y el tiempo. Por un lado, las bajas temperaturas a las que deben transportarse y almacenarse las dosis y, por otro, el tiempo límite para hacerlo, una vez que se hayan descongelado. 

La vida útil de la vacuna es de seis meses, siempre que se mantenga entre -80 y -60 grados. Una vez que se descongela, según el proceso que se utilice, las dosis sobreviven cinco días o solo dos horas.  La propia tecnología de las vacunas, basadas en ARN mensajero, es que obliga a mantener la cadena de frío durante todo el proceso, ya que el ARN es extremadamente sensible y se degrada de forma espontánea muy rápidamente.

transportis_resultado


1. Llegada a Galicia

El 26 de diciembre, las primeras dosis aterrizaron en España. Pasaron la noche custodiadas en un cuartel de la Guardia Civil de la provincia de Burgos, y desde ahí, fueron enviadas a los puntos de recepción de las diversas comunidades autónomas. Este proceso ha seguido repitiéndose desde entonces, de forma semanal. 

En Galicia, la Consellería de Sanidade creó un único punto de recogida, un ultracongelador (con independencia eléctrica, para no romper la cadena de frío en caso de un corte de luz). El aparato, además, cuenta con un sistema que mide, de forma constante, la temperatura de las dosis. En caso de desviarse, salta una alarma que permite actuar con rapidez. 

2. Viaje en furgoneta

Desde el punto de recepción, las vacunas viajan diariamente a los propios centros en los que se van a administrar las dosis (residencias de mayores, hospitales y centros de Atención Primaria). El viaje se realiza en furgoneta y custodiado por la policía, tanto a la ida como a la vuelta (los transportistas se encargan también de devolver las  dosis restantes y los residuos).

Para el traslado, las vacunas, ya descongeladas, se almacenan en cajas isotérmicas de entre 2 y 8 grados. Las neveras cuentan con medidores electrónicos que registran su temperatura en todo momento del viaje. 

3. Llegada a Ourense

En los puntos de recepción (ya sean residencias de mayores o centros sanitarios) esperan los profesionales de Enfermería encargados de la campaña. Una vez llega, y los transportistas, acompañados por la policía, introducen las cajas isotérmicas en el interior del centro, los enfermeros se ocupan del resto. Lo primero es comprobar que el envío ha sido el correcto y que la cadena de frío no se ha roto. Para ello, lo comprueban en su ordenador portátil. 

"A trazabilidade está moi ben feita. As vacinas chegan dentro das caixas, cos seus medidores de tempo e temperatura, enchufamos o USB e xa vemos a que temperatura estivo durante toda a viaxe. Despois de comprobalo todo, enviamos un correo eléctrico a Saúde Pública para confirmar", detalla Pilar González, una de las enfermeras encargadas de la inmunización en la provincia.

4. Administración

La vacunación se lleva a cabo en una misma sala de cada centro (excepto si la persona está encamada, como puede suceder en los geriátricos). Los enfermeros, antes de inyectar la dosis a cada persona, comprueban que se encuentre en buen estado físico (sin fiebre, catarro, dolor de cabeza...). Una vez vacunado el paciente, este debe reposar un mínimo de entre 10 y 15 minutos, para comprobar que no se produce ningún efecto secundario relevante. El equipo de Enfermería, mientras, se encarga de confirmar en el sistema informático que la persona ya ha recibido la dosis. 

Cada día de campaña, los profesionales ourensanos, dividos en 11 equipos, vacunan en torno a 900 personas. Por ahora, usuarios y empleados de las residencias de mayores y personal sanitario de primera línea. Mañana arranca la inyección de la segunda dosis en la provincia, que deberá tener una duración de unas dos semanas, aproximada.