Opinión

El síndic

Opinión

El síndic

Estoy seguro de que el 99% de los articulistas, tertulianos y ciudadanos en general de este país (España) desearíamos no hablar tanto de Cataluña. Pero el problema es que la desquiciada pandilla de indepes catalanes que hace mucho que perdieron el norte no nos dejan. Siempre se inventan una estupidez nueva, mayor que la anterior. Son como aquel eslogan de una campaña publicitaria del diamante de los años setenta: Hoy soy más idiota que ayer pero menos que mañana. 

Cada día los iluminados herederos de Pujol, Artur Mas, Puigdemont y Chistorra se parecen más a los de Vox, que cuando abren la boca es para decir tales animaladas que no nos queda más remedio que comentarlas. Lo de Vox tiene lógica porque ellos mismos le prohiben la entrada a sus actos a un buen montón de medios de comunicación así que de alguna forma tienen que hacerse oir y salir en los telediarios.

El Síndic catalán que es como el Defensor del Pueblo que tienen allí, ha hecho unas declaraciones en la Ser que no tienen desperdicio, tal vez porque todas son un desperdicio, basura. Y separar la basura de la basura es muy difícil.

En ellas este chavalito, Rafita Ribó, lo llamo chavalito pero ya va un poco mayor el hombre, acercándose a los ochenta y quizá eso tenga que ver con lo siguiente, afirma que la Sanidad catalana es perfecta, la mejor del mundo, salvo por las interminables listas de espera que son culpa de los muchos españoles o extranjeros (esas dos cosas son la misma para él), que van a operarse a Cataluña. 

Ignoramos si el Síndic tiene datos específicos acerca del número exacto de cacereños, ourensanos, sorianos, cordobeses o tinerfeños que ¡maldita sea! se van a operar a Cataluña los muy zorros, porque allí operan mejor.

Yo a Ribó lo invito a que venga a mi casa, a Vigo, a pasar unos días. Después saldríamos por ahí a tomar unas cañas y unas ostras. Amistosamente ¿eh? sin acritud. Hablando de nuestras cosas. Y si le da un ictus en plena calle, Dios no lo quiera, aunque hubiera un desfibrilador a veinte metros le diría: Rafita, saca el móvil "neno" y llama a un helicóptero para que te lleve a Barcelona.

No sé si lo recordarán ustedes, todo se olvida, pero este señor siendo presidente del Instituto del Ombudsdam Europeo entre 2010 y 2011 viajó a cuenta de dicha institución (o sea a cuenta de todos los europeos incluidos los que se van a operar a Cataluña), según él por motivos relacionados con su cargo a Venecia, Bermudas, Buenos Aires, Taipei, China, Canadá, Zambia, Noruega, Austria, Polonia, México y una interminable lista de países y ciudades más, en las que parece ser que su presencia era imprescindible. 

Revisando sus viajes en la Wiki he visto que no aparece Vigo, así que reitero mi invitación. Cariñosamente. ¡Vente Rafi, ya verás que bien lo pasamos!

Por cierto ¿qué fuiste a hacer a Bermudas?