Opinión

Lesboterrorismo

Opinión

Lesboterrorismo

Una diputada de Vox de la Asamblea de Madrid que se llama Alicia Rubio se ha coronado como la persona más estúpida de España y gran parte del extranjero en este siglo. Todo un mérito, sí señor. Eso hay que reconocérselo, no es fácil llegar tan bajo. Hay que excavar mucho, como un enano de Moria (The Lord of the Rings).

No sé si enumerar la cantidad de animaladas que ha sido capaz de decir esa diputada en solo unos minutos, más que nada porque ustedes ya las han visto, oído y leído todas unas cuantas veces. 

Que si "el feminismo es un cáncer", lo cual revela que esta señora no tiene ni idea ni de feminismo ni de medicina; que si "las cuotas de entrepierna colocan a mujeres que no son válidas en cargos" ¡vaya! yo creía que las cuotas de entrepierna como las llama ella, fueron básica e históricamente masculinas desde el siglo VI antes de Cristo; otra, que "se mata por muchos motivos" lo cual es cierto, aquí doña Rubio tuvo un momento de lucidez, claro que ella se refería a los crímenes machistas lo cual le da otro sentido, uno raro, a esa reflexión suya aparentemente lógica; o que "las mujeres en España estamos peor que en Arabia Saudí", una idea que me parece supercreativa. Esta señora debería escribir un libro. Y además la DGT debería retirarle el carné de conducir ya y ponerle un burka.

Pero lo mejor de su discurso fue un hallazgo linguístico que tendría que estudiar la RAE. El palabro "lesboterrorismo". Eso fue ingenioso. Me quito el sombrero. Y a continuación me imagino a dos amigas mías de Madrid con sus respectivas novias pasando a toda mecha en un 127 que hace años que no ve la ITV por delante del Congreso de los Diputados en la Carrera de San Jerónimo, y ametrallando a los leones por las ventanillas desde el asiento de atrás con sendos subfusiles. Aquellos subfusiles, no sé si los recuerdan, que había cuando yo hice la mili y con los que era imposible apuntar a nada, porque nunca daban en ningún sitio, mucho menos en el blanco. Y yo entonces era buen tirador ¿eh?, advierto.

El "lesboterrorismo" es de nota. Ahí doña Rubio se lució. Inventar palabras es muy difícil. Yo como escritor lo intento a veces, pero no me sale muy bien. Hace falta mucho talento para inventar palabras nuevas. No es fácil. Y sin embargo la diputada de Vox ese día incluso inventó otra buenísima a mayores: "pornofeminismo".

Como soy un adicto al porno por internet he buscado afanosamente ese "pornofeminismo" en la red pero no he encontrado ningún vídeo. Y mira que hay una oferta increíble de porno en internet. Que me lo digan a mi.

A doña Rubio habría que darle un sillón en la RAE. Se lo merece esta fabulosa inventora de palabras. Sugiero que le den el de la letra jota, la de ¡joder! Con perdón.