López Obrador y Hernán Cortes

López Obrador y Hernán Cortes

No sé qué habrá estudiado López Obrador ni me interesa saberlo pero dado que yo, que soy tan pequeñito y tengo tan poca voz, pasé cinco años de mi vida hasta las tres de la madrugada leyendo e informándome para escribir una novela/crónica de Indias en castellano del siglo XVI (que por cierto nadie me edita ¡maldita sea!), me voy a permitir no currar en este artículo y limitarme a transcribir algunos datos extraídos de distintas fuentes. Datos auténticos de fuentes fiables, por supuesto.

López Obrador debería ir a la universidad y tiene unas cuantas donde elegir. Estas que pongo a continuación son las fundadas por los españoles en América. Ya saben ustedes mis lectores que me encantan las enumeraciones. Va. 

Universidad de Santo Domingo, 1538. Lima, 1531. México 1551. Sucre, 1552. Santiago de la Paz en Santo Domingo, 1558. Bogotá, 1558. Quito, 1586. San Ildefonso en Lima, 1608. Córdoba, 1613. Santiago de Chile, 1619. Universidad de Mérida en el Yucatán, 1619. Cuzco, 1621. San Miguel en Chile, 1621. Bogotá, 1622. San Gregorio Magno en Quito, 1622. San Francisco Javier en Sucre, 1624. Nuestra Señora del Rosario en Bogotá, 1653. San Carlos Borromeo en Guatemala, 1676. Huamarga en Ayacucho, 1677. San Antonio Abad en Cuzco, 1692. Santa Rosa de Lima en Caracas, 1721. Universidad Concepción en Chile, 1724. San Jerónimo en La Habana, 1728. San Felipe en Santiago de Chile, 1738. Universidad de Los Andes en Venezuela, 1785. Santo Tomás de Aquino en Quito, 1786. Universidad de Guadalajara en México, 1792.

Además se podrían añadir aquí unos treinta o cuarenta Colegios Mayores bien conocidos y documentados, fundados en el mismo período de tiempo. No los pongo por no dar la lata más. Y no se podrían añadir porque resultaría imposible rastrear esos datos, los cientos o miles de escuelas y lugares de instrucción no universitarios. O los incontables maestros, frailes, monjas y no religiosos que a título privado educaron a niños y niñas en América. Bien, si en la lista anterior me equivoqué en alguna universidad o fecha pido disculpas. No soy historiador.

Los españoles fundamos la primera universidad de América 46 años después de haber llegado allí. Algo increíble dada la empresa fabulosa que fue la conquista, colonización, descubrimiento o como se llame. Y esas primeras universidades y colegios fueron, ya lo he señalado alguna vez, para los de allí que los de aquí iban estudiados de España. 

López Obrador aparte de pasarse por alguna de esas universidades que repito tiene donde elegir, debería primero echarle un ojo a las que fundaron ingleses, franceses y holandeses para los naturales de los territorios que colonizaron en África, Asia o el Pacífico: ninguna. Y eso fue 300 años más tarde, en los siglos XVIII y XIX. 

Acto seguido tendría que hacerse otra pregunta aun más interesante: ¿por qué él, que hoy es presidente de México, sabe leer y escribir? ¿No será gracias a Hernán Cortés?

A ver qué le dice el papa.