Usted vive en Matrix

Usted vive en Matrix

No siendo yo fan de Albert Rivera no deja de sorprenderme el revuelo que se ha montado en tantos medios de comunicación a propósito de la frase que da título a este artículo, frase que Rivera le dedicó a un ciudadano catalán en un programa de televisión como respuesta a una pregunta suya. Y no deja de sorprenderme porque es obvio que ese señor, independentista por más señas, vive efectivamente en Matrix aunque, claro, no es tan guapo como Keanu Reeves.

Mi sorpresa viene al hilo de la frase que antes le había dedicado el señor a Rivera, frase que sin embargo no ha suscitado ningún revuelo y que fue más o menos así: "Tú (lo trató de tú, o sea que empezamos bien) no eres Albert Rivera, sino Alberto Carlos Rivera, como un cantante brasileño". 

Es evidente para cualquiera que haya pasado por la educación primaria que al señor catalán los brasileños no le merecen mucho respeto. La expresión "cantante brasileño" tenía una intención peyorativa. Es posible que considere a los brasileños una raza inferior como los españoles. No me extrañaría nada.

La pregunta de dicho caballero catalán que vino a continuación y suscitó la respuesta de Rivera citando Matrix tampoco tuvo desperdicio. El tipo lo traía todo bien preparado de casa: "Para los 2,5 millones de catalanes que votamos el 1-O, ¿va a tener alguna solución o va a mirar para otro lado prohibiendo la libertad de expresión y los derechos humanos?" Como ven aquí el hombre cambió de registro y pasó a tratar a Albert Rivera de usted de repente, lo que nos revela que por muy economista que fuera (eso es lo que decía su cartela), no pasó por la educación primaria. Por cierto que la matraca que han cogido los independentistas catalanes con los derechos humanos merecería unos cuantos artículos aparte. Tienen más morro que Alf. Pero dejémoslo.

Supongo que el brasileño que tenía en mente el economista era Roberto Carlos. Yo creo que Albert Rivera debió haberle cantado aquella famosa canción del cantautor de Espirito Santo que se titulaba “Amigo”. Con el permiso de ustedes y como viene a cuento les recuerdo la letra casi entera: "Tú eres mi hermano del alma, realmente el amigo / que en todo camino y jornada está siempre conmigo / aunque eres hombre aun tienes alma de niño / aquel que me da su amistad, su respeto y cariño / Recuerdo que juntos pasamos muy duros momentos / y tú no cambiaste por fuertes que fueran los vientos / Es tu corazón una casa de puertas abiertas / tú eres realmente el más cierto en horas inciertas / Tú eres el amigo del alma de toda jornada / sonrisa y abrazo festivo a cada llegada / Me dices verdades tan grandes con frases abiertas / tú eres realmente el más cierto en horas inciertas."

Después, Albert Rivera lo hubiera bordado regalándole al economista un chaquetón de piel hasta los tobillos.