Ourense

Restricciones en Galicia | Resignación como modo de vida

Ourense

Lucha contra el coronavirus

Restricciones en Galicia | Resignación como modo de vida

La hostelería vuelve a ser la más golpeada, aunque esta vez va de la mano de los gimnasios, obligados a cerrar sus puertas. El comercio "no esencial" cerrará a las 18,00 horas. Afloran las dudas, comer, beber y fumar, o en casa o en el trabajo, pero no en la calle

La hostelería vuelve, desde hoy, a ver reducido a la mínima expresión su margen de maniobra. A niveles mucho más reducidos que en otras ocasiones. Ya no les queda casi ni el take-away, al recoger la norma de la Xunta que las bebidas y comida que se coja para llevar solo podría ser consumida "en domicilio" o bien parados y alejados de cualquier lugar donde pueda haber otras personas, nunca en movimiento. La confusión entre los hosteleros locales en la jornada de ayer era manifiesta. Todo eran rumores, el Diario Oficial de Galicia no publicaba la orden y los nervios estaban a flor de pie. 

"El problema no es dictar normas, sino que ni siquiera se vigilan", lamenta Roberto González, un hostelero. "Están apelando a la responsabilidad, para eso que nos confinen en casa de una vez". En la Plaza de Abastos, en el bar no sabían si podría o no abrir  de acuerdo a estas normas, en el Polígono de San Cibrao, en un hotel ni siquiera tenían claro a última hora de la noche si lo suyo, al estar en zona industrial, contaría como área de servicio o no. Todo eran dudas. 

En cuanto al consumo de bebida y comida en la calle, el texto del DOG, publicado a última hora, indicaba que solo se podrá beber, comer o fumar en la vía pública, bajándose la mascarilla  cuando la persona "o efectúe parada e fóra dos lugares habituais de circulación dos viandantes, de tal xeito que, tendo en conta a posible concorrencia de persoas e as dimensións do lugar poida garantirse o mantemento, en todo momento, da distancia de dous metros con outras persoas". Además, el DOG explicita que los bares y restaurantes podrán prestar "exclusivamente servizos de entrega a domicilio ou para a súa recollida no local e consumo a domicilio".

 El resto, rendido. Los gimnasios, indignados. El comercio, resignado. 


Hosteleria y restauración

"El negocio se queda en una minibarra y una moto, nada más"


OURENSE (HAMBURGUESERÍA KM.0). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Roberto González

Roberto González, de la hamburguesería Km-0, en As Mercedes, asume en lo que se ha convertido el negocio. "Ocho mesas de terraza y dos comedores se han visto reducidos a una minibarra para llevar y una moto". Ayer, como todo el sector, en él eran todo dudas. "Nos han dicho que no se podrá beber ni comer en la calle, y eso nos mata más. Es un confinamiento sin ayudas. Lo peor es que después de tres semanas vendrán otras tres". Lamenta de nuevo que los hosteleros sean "señalados", cuando  son los que " desinfectamos todo después de cada servicio. Voy a un centro de salud y nadie limpia donde me senté". 

"O DOG non madruga e estamos sen saber o que facer"


OURENSE (PRAZA ABASTOS). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Inés

Inés Vega regenta el bar A Cantina da Praza, en la Plaza de Abastos. Tampoco tenía clara su situación. "Mañá (por hoy), sexa a recoller mercancía ou a abrir, vou vir, porque non sei se podo servir para levar e aquí moitos son praceiros que levan o café ao seu negocio". Ayer se lamentaba de que "o DOG non madruga" y los sume en la incertidumbre. El servicio para llevar solo para llevar a domicilio, lo que le hacía dudar. 

Entre la resignación, tenía tiempo para, al menos, bromear. "Son as únicas vacacións que pode ter un autónomo, cando nos pechan". 

"Por que non podemos abrir, polo menos, ás mañás?" 


OURENSE (CAFETERÍA FLORIDA). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

María

María Pérez Cid es camarera del café-bar Florida, en la avenida de Buenos Aires, y da cuenta del desánimo del gremio de la hostelería. "Só nos cerran a nós e o comercio está aberto ata as seis. Por que non abrimos nós, polo menos de oito e media a tres? Eu como de aquí, do meu traballo. Se non, non como. Non pensan en nós. Só en luz, auga, bebidas, mercancía non nos dá o diñeiro. E despois pagarnos a nós. Se non se pode abrir para levar cafés haberá que pechar". 

El jefe, con dudas, cuenta la situación. "Tiña dúas traballadoras e só podo quedar cunha, se podo abrir, claro". 

"Éramos 20 y me he quedado solo haciendo 17 horas diarias"


OURENSE (RÚA PROGRESO). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Eduardo Vidacovich, gerente

Abrió el Sobre Migas, en Progreso, en noviembre de 2019. Cuando estaba funcionando, llegó la pandemia. Ahora, espera sobrevivir con el servicio de panadería y bollería. Eduardo Vidacovich se ha quedado solo en el negocio: "Tengo variedad de producto y quiero pensar que no me afectará tanto. Tuve que quitar la comida a domicilio, tenía dos personas en cocina y no me compensaba. Este negocio estaba lleno, llegamos a ser 20 y me quedado yo solo. Toca seguir aguantando. No he cerrado, he estado haciendo 17 horas todos estos días". ¿Ayudas? "De marzo para aquí 3.200 euros, y pago de electricidad 2.500".  

"Estamos todos igual, esto es cuestión de resistir"


OURENSE (RÚA PROGRESO). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Tatiana Conde

Tatiana Conde, camarera del café América, se resigna ante las nuevas restricciones de la hostelería. "Estamos todos igual, vamos a aguantar esta semana  con el servicio para llevar y a ver qué pasa. Al final esto es cuestión de resistir", apunta. Las sucesivas limitaciones de las últimas semanas han mermado, cada vez más, las ganancias. "Cuando habías conseguido volver a lo de antes pues otra vez, cierra y cierra... ¿Por qué no nos cierran del todo unas semanas para que se solucione de una vez la situación?", se pregunta.

Gimasios

“Nos sentimos muy perjudicados y despreciados"

mg_2715_resultado

La nueva normativa obliga a los gimnasios a echar hoy el cierre por tres semanas. "Nos sentimos muy perjudicados y despreciados por las administraciones", expresa Daniel Montero, de Marbel. Los datos del propio Ministerio de Sanidad revelan que una ínfima parte de los contagios tienen lugar en estos espacios y, pese a ello, tendrán que cerrar. "Los expertos deben pensar que somos solo un espacio de ocio, al que van aquellos que se quieren muscular, pero realmente ofrecemos algo bueno para la salud", comenta Saúl Álvarez, gerente de BeOne en Ourense.

Ambos destacan los beneficios del ejercicio físico, recalcando que existen estudios sobre su afectación en el sistema inmunológico. "Tenemos desde adolescentes a mayores de 80 que vienen aquí a practicar deporte, incluso con prescripciones médicas", resalta Montero. Por ello, considera que su actividad debería "ser esencial y no entendemos que nos castiguen de esta forma", apunta. 

Álvarez dice sentirse "harto" ya que esta es la última decisión tras meses recortando la actividad diaria sobre el sector. "Llevamos mucho tiempo con cambios y cada vez perdemos un poco más. Al final los perjudicados son los clientes", expresa. Montero, por otro lado, aprecia que todas estas medidas, que señalan al sector, no hacen más que "asustar" a sus clientes en unos espacios con cambios constantes de normativas. 

Pequeño comercio y centros comerciales

“Agora facemos envíos a outras zonas do país"


OURENSE (PRAZA ABASTOS). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

María del Carmen Vidal

Maricarmen Vidal, de Quesos Amalia, en la Plaza de Abastos, da cuenta de la afectación del cierre de la hostelería y del límite de movilidad: "A xente das aldeas xa non pode vir e xa non lle vendemos aos bares e restaurantes, así que... Xa non sabes nin moi ben que comprar, porque o produto é perecedoiro". A pesar de las dificultades, Vidal reconoce que desde el inicio de la pandemia han potenciado el servicio a domicilio, tanto en la ciudad como a otros lugares del país, a través de su página web. "Antes non faciamos envíos e agora enviamos paquetes a outras zonas de España. Hoxe (por ayer) estamos preparando dous envíos para Málaga e Majadahonda. Os clientes normalmente viñan e xa facían as compras, pero como agora non se pode", apunta Vidal, que cruza los dedos para que esta situación termine "canto antes".

“El bajón de clientes se nota ya desde octubre"


OURENSE (PRAZA DAS MERCEDES). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Las peluquerías deberán cerrar sus puertas a las 18,00 horas tras la entrada en vigor de las nuevas restricciones. Olalla Gutiérrez, de Paris Difussion, ha tenido que reprogramar citas para las próximas semanas: "Es verdad que teníamos poco movimiento a última hora, pero alguna persona ya llamó para retrasar la cita hasta que la situación mejore. También tengo clientas que ya llamaron para asegurarse de que no cerrábamos, hay de todo".

Ante la situación sanitaria, las clientas espacian más las citas y algunas, incluso, prefieren acudir si la peluquería está vacía: "Cuando les doy la cita ya les digo si hay o no otra persona, por si prefieren otro horario". Las nuevas restricciones afectarán, pero Gutiérrez asegura que el ambiente no es el mismo desde hace timpo: "Se nota el bajón desde octubre, estamos todos igual". 

“Isto é malo para todos  e bo para ninguén"


OURENSE (PRAZA ABASTOS). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Pepe

José Castro, de la Charcutería Castro de la Plaza de Abastos, explica que el cierre de la hostelería afecta a los negocios de alimentación, pero apunta: "Nós non estamos tan afectados coma eles, claro. Aínda así, está claro que este tipo de medidas son malas para todos e boas para ninguén". 

Castro destaca la buena acogida que tiene el servicio de envío de la Plaza de Abastos desde el inicio del confinamiento: "Nalgúns casos mellor ca noutros, pero en xeral está funcionando ben". La venta en el propio puesto, según explica, ha caído, pero permite "salvar os gastos". El comerciante también hace hincapié en la afectación del cierre de municipios: "Entre os que non poden e a xente que xa prefire non vir porque ten medo...".

“Nos afecta mucho el cierre de la hostelería"


OURENSE (PRAZA ABASTOS). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

El cierre de la hostelería afecta directamente a los negocios de alimentación, que estos días afrontan la cancelación de numerosos pedidos. "Nos afecta mucho, yo tengo muchos clientes hosteleros", apunta Julio Manuel Da Costa, de Congelados Miño, en la Plaza de Abastos. La clientela habitual se mantiene, pero asegura que "baixou" tras las sucesivas restricciones impuestas: "Notar nótase, claro está" 

"É moi difícil de opinar sobre as limitacións, entendo que os dirixentes se basan nun criterio sanitario e nós temos que acatalo. Aquí sabemos que seguiremos abertos porque somos esenciais, pero no resto dos sectores é difícil", apunta. Da Costa espera que la vacuna "faga efecto canto antes" y que permita recuperar la normalidad. 

“Ahora más que nunca, a apostar por lo local"


OURENSE (PRAZA MAIOR). 25/01/2021. OURENSE. Os negocios non esenciais de servizos e hostalería volven sufrir un peche obligatorio nas novas restriccións que a Xunta de Galicia anunciou para loitar contra o contaxio da COVID-19. FOTO: ÓSCAR PINAL

Luís Rivera

El presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Centro, Luis Rivera, reconoce que "estaba claro" que habría restricciones. "Al principio nos parecía todo más etéreo, pero ahora cada vez toca más cerca, ves casos en tu entorno cercano... Esto no es una coña". Señala que las restricciones en el comercio van "por sectores", a textil y calzado les afecta mucho, pero otros servicios "como el mío de la decoración, mal que bien vamos tirando". 

Para la hostelería, cree que solo valdrá "reinventarse" durante esta temporada, por las duras restricciones. "Ahora más que nunca, la gente debe apostar por lo local, al no poder moverse es más fácil que lo hagan. ¿Problema? Nos estamos nutriendo solo de gente de aquí, y esto al final acaba. Somos los mismos, y cada vez menos...". 

Ourense. 19/12/17. Entrevista al gerente del Centro Comercial Pontevella, Marcos Vila.
Foto: Xesús Fariñas

Las grandes superficies también se ven afectadas por estas nuevas restricciones, ya que sólo abrirán en fin de semana los comercios esenciales. El Centro Comercial Ponte Vella trabajará sábados y domingos con sus establecimientos esenciales y la restauración, cumpliendo con las normas de solo recogida en el local o las entregas a domicilio, todo según los horarios marcados respetando el toque de queda con cierre a las 21,30 horas y el reparto antes de medianoche. El resto de tiendas no esenciales trabajarán de lunes a viernes de 10,00 a 18,00 horas. "El Ponte Vella abrirá con total normalidad y medidas de seguridad, como hasta ahora, adaptándose a las nuevas normativas", resalta Marcos Vila, gerente del recinto comercial.