Ourense

La Xunta habilita una residencia en Baños de Molgas para atender a contagiados en geriátricos

Ourense

EN OURENSE

La Xunta habilita una residencia en Baños de Molgas para atender a contagiados en geriátricos

Ourense atenúa el aumento de positivos, pero registra su tercer fallecido por coronavirus en un día con siete muertes en Galicia

Una de cal y otra de arena en la lucha contra el coronavirus el recibido este martes en la provincia de Ourense, que registró el segundo menor incremento de positivos desde que el Gobierno central decretó el estado de alarma tras un aciago fin de semana en el que la curva de contagiados se disparó, pero que también vio como se confirmaba el fallecimiento de un hombre de 90 años que estaba ingresado en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) tras ser diagnosticado de coronavirus.

Con todo, la crisis sigue siendo muy grave. Especialmente complicada es la situación de los centros de mayores, con el caso de la residencia San Carlos de Celanova en el punto de mira después de que al menos 15 trabajadores y 13 usuarios diesen positivo por coronavirus, con una mujer de 93 años fallecida y el personal sano desbordado para hacerse cargo de las necesidades de hasta 54 residentes.

En vilo están estos días también residencias ourensanas como Aixiña, Nuestra Señora de la Esperanza en Ourense o Nuestra Señora de Fátima de O Barco, con positivos contabilizados en sus instalaciones y a la espera de otras pruebas.


Medidas


Para minimizar lo máximo posible los efectos del virus en los geriátricos, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunciaba este martes que se habilitarán dos residencia integradas, una en el sur de la Comunidad y otra en el norte, para hacer más efectiva la asistencia a los usuarios de geriátricos que den positivo en coronavirus, salvo "casos puntuales que estén bien aislados y tratados y no requieran traslados", explican fuentes de la Xunta.

Para las provincias de Ourense y Pontevedra, las instalaciones elegidas son las que tiene la Fundación San Rosendo en Baños de Molgas, un centro pendiente que la organización pretendía abrir a lo largo de este año para atender a discapacitados –el antiguo colegio de la localidad–, cerrado desde hace más de dos décadas y que ahora la Xunta utilizará, tras prepararla en 48 horas, para ofrecer una atención más especializada a los mayores contagiados por el coronavirus. Dispondrá de 93 plazas, con los traslados desde Celanova arrancando ya este martes por la tarde.

"Tendrán un control sanitario más intenso y serán tratados de una forma más medicalizada, más directa", explicó Feijóo durante su comparecencia, mientras el PSOE de Ourense le exigía "asumir sen dilacións a atención sanitaria", hablando de "abandono" para los usuarios. Los socialistas le reprochaban también culpar al Gobierno central, que envió a la UME el domingo, pero para labores de desinfección de la residencia celanovesa.


Curva


El objetivo de las medidas está claro: aplacar la curva de contagios y allanar el camino para finiquitar una crisis que sigue generando numerosos problemas en todo el planeta. En la semana "más dura", como coinciden todos los expertos, el Sergas desveló ayer que los positivos activos en Ourense se elevaban (con datos del lunes a la tarde) a 152, un 7% más que los 142 del día anterior, en el que se registraba el incremento más notorio de la pandemia. Una situación similar se ha vivido en el conjunto de Galicia, fijando en 1.345 los casos en seguimiento, aunque teniendo que lamentar ya 27 fallecidos durante esta crisis. Ayer, además de la víctima en el CHUO, se anotaban tres en los hospitales de A Coruña y una los de Lugo, A Mariña y Ferrol.

En Ourense, mientras, la mayoría de pacientes con coronavirus (124) están en seguimiento domiciliario, mientras que son 28 los ingresados en algún centro hospitalario, 25 en planta y tres en la UCI (dos en el CHUO y otro en Cosaga), estos últimos "con pronóstico grave", explica el Sergas. Los hospitalizados se distribuyen en 25 en el CHUO, uno en Verín y otro en Valdeorras. En toda el área sanitaria se han realizado, atendiendo a los últimos datos confirmados, 580 pruebas.

Colectivos como el policial muestran sus preocupaciones por los efectos en la plantilla. Según el sindicato SUP, hay ya un positivo confirmado en Ourense, un agente que permanece aislado en su domicilio, pero no descartan más.


Reorganización


Ante la previsión de incremento de pacientes hospitalizados en los próximos días, los hospitales gallegos se preparan para afrontar la experiencia, tanto a nivel de instalaciones como de personal. Así, la gerencia trabaja para habilitar plantas del CHUO para atender en exclusiva a infectados por el coronavirus, maniobras que se suman a las ya realizadas tanto en la zona de UCI como en el edificio de hospitalización.

Mientras, se acordó también en el comité clínico de seguimiento de la pandemia aprovechar los recursos que ofrece el hospital de Piñor, trasladando si fuera necesario a los pacientes psiquiátricos a la Casa de Ejercicios del Obispado, que ya la ha puesto en disposición del Sergas para poner su granito de arena en esta batalla.

En materia de personal, la plantilla suma a médicos jubilados al operativo, que se encargarán de atender llamadas que se realicen al teléfono 900400116 habilitado para que los ciudadanos con síntomas o dudas se pongan en contacto.


Apoyo


Los esfuerzos de las administraciones se multiplican para mejorar la dotación de material para hacer frente al coronavirus. La Xunta inició este martes el reparto entre concellos del material urgente de protección para los trabajadores de los servicios municipales. En esta primera entrega, se beneficiaron 17 consistorios con 1.700 mascarillas y 25.500 guantes, explicó la delegación territorial de Ourense.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, señalaba además que a finales de esta semana está prevista la llegada de material desde China. También ha recibido el Sergas unas 70 máscaras realizadas con impresoras 3D por un grupo de voluntarios de Medicina Preventiva.

Además, el sector privado también se afana en contribuir a superar la crisis. Sociedad Textil Lonia empezó a producir material sanitario como batas y mascarillas para que el Sergas lo pueda utilizar.

2020032419043946500

Por otra parte, se siguen matizando situaciones para hacer más efectiva la declaración del estado de alarma. La Consellería de Medio Rural especifica, por ejemplo, que los ciudadanos con cultivos o viñedos para autoconsumo no podrán acudir a ellos si están a más de 500 metros de su vivienda habitual, mientras que también se prohíben los mercados tradicionales para vender productos del agro.


Preocupación laboral


Los daños colaterales de la crisis sanitaria son claros en la economía, con muchas empresas recurriendo a ERTES para amortiguar el impacto. Según los últimos datos difundidos por la Xunta, se han tramitado en la provincia un total de 1.715 solicitudes, afectando a 6.523 trabajadores. En Galicia son 13.976 ERTES y 71.084 personas. Desde la CIG critican que haya empresas "que utilicen prácticas fraudulentas".


El día después


La Diputación celebró este martes la primera reunión de su Comité del Día Después, iniciativa impulsada por el presidente provincial, Manuel Baltar, con el objetivo de "reactivar la economía ourensana", para lo que cuenta con una representación del tejido socioeconómico de Ourense (empresarios, banca, autónomos o comercio).


Petición


La delicada situación ha llevado al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense a pedir a los ciudadanos que acudan a las boticas "únicamente para compras imprescindibles". 

Más en Ourense