Opinión

Dos goles

Opinión

Dos goles

Cualquier persona en el ejercicio de su profesión puede tener un mal día o una mala temporada. Ocurre en las mejores familias. Y puede que no ocurra una vez sino dos o varias bien por falta de previsión, bien porque los subordinados juegan una mala pasada. Los errores pueden llevar a una pérdida de confianza aunque se haya tenido una hoja de servicios previa intachable. Al coronel Diego Pérez de los Cobos le engañaron los mossos d’esquadra a la hora de preparar la coordinación con motivo del referéndum ilegal del 1-O, porque no cumplieron con su misión. También fallaron las labores de información para impedir la llegada de las urnas a los colegios, con las consecuencias que todavía se viven de aquel día. En otro episodio, sus subordinados elaboraron un informe sobre el 8-M de 2020 y sus consecuencias en la propagación del covid-19 plagado de medias verdades y datos tergiversados que fueron elevados a la juez, que archivo el asunto. 

Te puede interesar