Sonia Torre

OPINIÓN

Pocos juegos con la cultura

De pequeña me gustaba un juego que llamábamos "un, dos, tres, chocolate inglés". Consistía básicamente en moverse hacia delante evitando que quien estaba al frente del juego pudiera verte, porque sí era así, inmediatamente te enviaba, de nuevo, a la casilla de la salida. No...